De Santiago-Juárez asegura que no “ha cambiado nada” en la actual política de publicidad institucional de la Junta

El que fuera vicepresidente y portavoz del Gobierno Regional insiste en que ningún momento se dejó presionar por los medios de comunicación

El exvicepresidente de la Junta José Antonio de Santiago-Juárez comparece ante la Comisión de Investigación sobre los planes de medios de las CortesLeticia Pérez/Ical

El vicepresidente y portavoz de la Junta hasta julio de 2019, José Antonio De Santiago-Juárez, ha sostenido que “no ha cambiado nada” en la política de publicidad institucional con el nuevo Gobierno de PP y Ciudadanos porque se mantienen las bases vinculantes aprobadas en su etapa, y ha asegurado que ni presionó ni se dejó presionar por los medios durante sus doce años al frente de la comunicación del Ejecutivo de Castilla y León.

Unas declaraciones que ha realizado al comparecer en la comisión de investigación sobre la financiación y los planes de medios de la Junta de Castilla y León, de la que ha cuestionado su utilidad, ya que, en su “ingenuidad”, creyó que era para mejorar la política con los medios pero ha visto que no es así, y tiró de hemeroteca para evidenciar contradicciones que ha visto de algunos responsables políticos, en concreto del actual vicepresidente y portavoz, Francisco Igea, cuando habló de que con el nuevo Ejecutivo “había libertad de prensa”. “No tiene un pase”, apostilló.

“No he tenido ningún problema judicial con ningún medio”, aseveró De Santiago-Juárez, y curiosamente tanto Pablo Fernández (Podemos) como Virginia Barcones (PSOE) coincidieron con él en recelar sobre la utilidad y en el propósito de esta comisión de investigación, dado que se ciñe a los últimos cuatro años de su etapa.

El ahora concejal en el Ayuntamiento de Valladolid ha calificado de “leyenda urbana” su poder o que levantara el teléfono para presionar a medios, y ha reprochado al PSOE que quisiera ampliar la investigación a cuando Alfonso Fernández Mañueco era consejero de Presidencia, porque no llevó la política informativa que solo pasó a Presidencia cuando él ocupó era cartera.

“Mi trabajo siempre estuvo guiado por la difusión de los principios de la Comunidad, no de la Junta, es decir cumplir la ley, hemos tenido aciertos, y seguro que hemos cometido errores, sí”, ha argumentado, en una intervención en la que relató la secuencia para el reparto de la publicidad institucional: aprobación de los presupuestos en las Cortes, petición de propuestas a los secretarios generales y resolución de la comisión de secretarios, para un reparto basado en la audiencia de las radios, en la OJD de prensa escrita y OJD interactiva de medios digitales en el que siempre primó el ámbito autonómico.

El exvicepresidente ha rechazado “presiones, insinuaciones” o que pidiera “edulcorar alguna información”. “Ni presione ni me deje presionar”, zanjó en respuesta a Pablo Fernández, donde defendió la profesionalidad de los representantes de los medios de comunicación. .

Por otro lado, ha explicado que se solía reunir una vez al año con los directores -"¿Con quien me iba a reunir, con las opas?", ha ironizado- y “poco más”, pero subrayó que “pocas veces” ha comido con ellos y que tampoco ha acudido a “casetas” y “barcos” en ferias, pese a ser invitado, a lo que unió que el reparto no se negociaba con los directores.

La comisión ha discurrido en un clima de cordialidad entre el exvicepresidente y los portavoces de los grupo que solo se alteró cuando la procuradora de Cs Alba Bermejo defendió el objetivo de la comisión de investigación y reiteró preguntas en relación a la planificación, que el compareciente estimó ya respondidas.

Por su parte, el popular Miguel Ángel García Nieto, ha agradecido la labor del exvicepresidente, y ha afirmado que la comisión de investigación se creó en función del pacto de gobernabilidad y subrayó que se trata de demostrar que el plan de medios fue “impecable”, que cumplió con la legalidad y el reparto fue objetivo. “El Grupo Popular no tiene ninguna sospecha del plan de medios ni de las campañas, las cosas se hacían bien”, afirmó.

Sobre el apoyo del PP, ha afirmado que sabe que “algunos” le quieren “muy poco”, pero que le “da igual” porque no se afilió para “hacer amigos” o para “tener un trabajo”, sino por las ideas del partido.  “Ayuden a los medios de comunicación como empresa, apuesten por las campañas de publicidad institucional”, ha cerrado el exvicepresidente.