El desarrollo logístico de Burgos, clave en el futuro de la provincia y para Castilla y León

El corredor central ferroviario Ramal Norte que promueve la Cámara de Comercio burgalesa logra también el respaldo político

El presidente de la Cámara de Comercio de Burgos, Antonio Méndez Pozo, se reúne con los procuradores burgaleses para analizar el proyecto logístico para la provincia
El presidente de la Cámara de Comercio de Burgos, Antonio Méndez Pozo, se reúne con los procuradores burgaleses para analizar el proyecto logístico para la provinciaRicardo OrdoñezIcal

Los empresarios burgaleses, a través de la Cámara de Comercio, llevan tiempo trabajando en el desarrollo logístico de la ciudad y provincia con el objetivo de recuperar el corredor ferroviario central Ramal Norte que va desde el puerto de Algeciras, en Cádiz, al de Bilbao, y que incluye la reapertura del tramo directo Madrid-Aranda de Duero-Burgos para que desde ahí pueda llegar a los puertos del Cantábrico, ya que consideran que es clave para su desarrollo económico y social.

La institución cameral que preside Antonio Méndez Pozo ha reunido este martes a nueve de los once procuradores por Burgos en las Cortes de Castilla y León de todos los partidos para conseguir su apoyo a este proyecto que considera vital para Burgos pero para el que es necesario contar con fondos europeos del paquete previsto para la recuperación de la covid.

”Estos recursos suponen una oportunidad, para poner en marcha el proyecto”, decía el presidente de la Cámara burgalesa, quien apuntaba que hay un tren “que no podemos dejar escapar”, y por ello llamaba a partidos, empresas, instituciones y sociedad civil a consensuar un buen proyecto que logre los fondos de Europa que necesita.

Asimismo, pedía a la Junta de Castilla y León que encuentre “algún sistema para poner este tramo en el mapa”, como por ejemplo que lo declare como proyecto esencial de interés público general, como paso previo a que el Gobierno de España lo reconociera como favorable y pueda tener validez finalmente en Europa.

Méndez Pozo avanzaba que en los próximos días mantendrá nuevas reuniones con la Junta de Castilla y León, el Gobierno del País Vasco, Madrid y Castilla-La Mancha, así como con las cámaras de comercio y los puertos de Bilbao Algeciras o Santander para intentar ganar apoyos a la causa.

En la misma línea, el secretario general del PSOE en Castilla y León y portavoz de los socialistas en las Cortes, Luis Tudanca, burgalés, apuntaba tras el encuentro que Castilla y León “no debe dejar escapar esta oportunidad que se abre con los fondos europeos”, y mostraba su apoyo a este proyecto logístico “que va más allá del tren Aranda de Duero-Burgos”. En este sentido, aseguraba que es un instrumento de dinamización industrial para la creación de empleo y que debe convertirse en seña de identidad para la recuperación económica “en un momento crítico como el actual”.

“Castilla y León -continuaba- tiene ahora una nueva ventana para aprovechar esos fondos europeos y sacar adelante al país muy golpeado por la pandemia”, señalaba el dirigente socialista, aunque insistía en que esos fondos han de llegar al territorio “porque si la recuperación llega solo a unas zonas estaremos haciendo un flaco favor a España”.

El proyecto cuenta ya con el respaldo de todos los parlamentarios por Burgos, tanto del PP como del PSOE, Ciudadanos y Podemos, y se están manteniendo contactos para reafirmar el apoyo de todas las comunidades autónomas del Eje, que incluye también a Andalucía, Castilla-La Mancha, Madrid y País Vasco. A ellas se suma el respaldo de los puertos vascos de Bilbao y Pasajes y el andaluz de Algeciras, además de las Cámaras de Comercio de todo el trazado, junto a diputaciones y ayuntamientos.

El procurador del PP Alejandro Vázquez hacía hincapié en la importancia de conseguir la unanimidad política y empresarial para lograr el objetivo a la vez que se comprometía a “pelear” hasta el final por él, mientras que José Ignacio Delgado, de Ciudadanos, ahondaba en el mensaje de que se trata de una “oportunidad histórica” para Burgos, que se puede convertir en nudo logístico del norte de España, y para Castilla y León.

Asimismo, la procuradora de Podemos, Laura Domínguez, aseguraba que este proyecto puede servir también como ayuda para afrontar el reto demográfico, porque también vertebra la provincia de Burgos con un eje del norte al sur. “Este proyecto se tiene que implicar más en cuestiones relacionadas con la Agenda 2030 y con la sostenibilidad para que provincia deje de despoblarse continuamente”, apuntaba.

El proyecto espera optar a los fondos europeos que se repartirán en España en los próximos meses. Es decir, se plantea la posibilidad de poder contar con los recursos que provengan de los Fondos Next Generation, ya que uno de los ejes transversales que contemplan los mismos es que faciliten la cohesión social, económica y territorial, cohesión que se consigue con una adecuada red de infraestructuras que unen y vertebran el territorio y posibilitan su desarrollo”.