La quinta ola ya afecta a todos los grupos de población en Castilla y León

Así lo advierte la consejera de Sanidad, Verónica Casado, y avisa de que “todo el sistema sanitario se está tensionando de nuevo”

La consejera de Sanidad, Verónica Casado, analiza la situación epedimiológica de Castilla y León
La consejera de Sanidad, Verónica Casado, analiza la situación epedimiológica de Castilla y LeónNACHO GALLEGOEFE

La consejera de Sanidad, Verónica Casado, advirtió de que la quinta, que empezó por los jóvenes, ya está afectando a todos los grupos de población en Castilla y León.

Así lo señaló durante su comparecencia semanal para informar sobre la situación epidemiológica en la Comunidad. Al respecto, indicó que “hemos tardado solo dos semanas en multiplicar por dieciséis las incidencias semanales y esta quinta ola está dejando de afectar solo a los jóvenes”.

Por ello avisó de que “todo el sistema sanitario” de la Comunidad “se está tensionando de nuevo”, ante el aumento de casos a consecuencia de la quinta ola de la covid, que tiene una “velocidad de contagio muy elevada”. Ante esta situación, la consejera aseguró que “la mejor manera de cuidar y reconocer a los profesionales sanitarios es no contagiarse”.

Estudio de un posible toque de queda

Además, Verónica Casado explicó que los técnicos y servicios jurídicos de la Junta de Castilla y León estudian la aplicación de un toque de queda o restricción de la movilidad nocturna para algunos municipios con una incidencia acumulada de la Covid-19 muy elevada.

Esta medida adicional, junto a otras, como el cierre del ocio nocturno, se estudiarán en el Consejo de Gobierno del próximo jueves, 15 de julio.

La responsable regional de la cartera de Sanidad indicó que se estudian medidas adicionales, que concretó en el toque de queda, después de que la Generalitat Valenciana haya logrado el aval judicial para restringir la movilidad durante la noche en algunas zonas.

Ante este escenario, Verónica Casado expuso que se está valorando un toque de queda nocturno pero teniendo en cuenta la “proporcionalidad” de la medida, en función de los contagios y para determinados municipios y horarios. Además, recordó que en dos ocasiones el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCyL) denegó esta posibilidad a la Comunidad al tratarse de la restricción de un derecho fundamental.

Asimismo, subrayó que también se analiza un posible del cierre del ocio nocturno, pero recalcó que ha pasado poco tiempo desde que el viernes pasado se implantara una reducción del horario hasta las dos de la madrugada. Insistió en que es pronto para evaluar el impacto de esta medida y dejó la puerta abierta a profundizar en las restricciones.

Además, la consejera indicó que el próximo jueves se revisará la posibilidad de que algunas provincias retrocedan al nivel dos de alerta sanitaria por el riesgo generado por el COVID-19. Entre ellas, afectará a Burgos y Zamora, dos de las que tienen más incidencia acumulada. Además, Verónica Casado indicó que se reforzarán algunas restricciones y de ampliarán otras, como el consumo en terraza que podría llegar al 100 por 100.

La titular de Sanidad descarto que toda la Comunidad regrese al nivel dos, porque reiteró que se penalizan a sectores que no son el foco de los contagios ya que en su opinión la quinta ola tuvo su inicio en el ocio nocturno regulado así como en el irregular, como se refirió a las celebraciones, fiestas y botellones.

Por ello, Verónica Casado pidió a los ayuntamientos que se refuerce el control sobre estas concentraciones y que los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado apoyen a las policías locales en estas tareas.

Datos del día

Además, Castilla y León sumó este martes 13 de julio un total de 1.483 casos nuevos por Covid-19frente a los 1.151 de este lunes y los 1.186 del martes de la semana pasada, con un deceso en los hospitales públicos de la Comunidad. ”Nuestra prioridad absoluta es vacunar, vacunar y vacunar”, subrayó Verónica Casado.

El registro de contagios alcanza en la Comunidad los 256.863, de los que 250.372 se confirmaron mediante pruebas de infección activa. De los 1.483 nuevos casos, 1.385 tuvieron diagnóstico el día previo. De esta forma, la quinta ola está dejando un incremento sustancial de los contagios y solo en la última semana se han detectado 11.093 positivos.

Por lo que respecta a los nuevos casos, más de la mitad de todos los de la Comunidad se concentran en las provincias de Burgos, con 438, y en Valladolid, con 357, seguidas de León (204) y Salamanca (130). La mejor situación corresponde a Soria con 49 casos, seguida de Ávila (54) y Segovia (59). Por su parte, tanto Palencia como Zamora suman 96 contagiados más.

Valladolid se mantiene como la provincia que acumula más casos positivos desde que se declaró la pandemia, con 56.733 seguida por León con 45.123; Burgos con 41.585, y Salamanca con 34.662. En el caso de Ávila son 13.725; en Palencia, 20.896; en Segovia, 18.358; en Zamora, 15.421; y en Soria, 10.360.

En cuanto a los brotes, de los 405 activos la mayor parte se corresponde con la provincia de Zamora, con 82 y 573 casos vinculados; mientras que en Valladolid ascienden a 67, con 354 casos. El mismo número de brotes se registra en Burgos, aunque en este casos los contagios vinculados son 283. En el extremo opuesto se sitúa León con seis brotes y 94 casos, seguida de Palencia, con 16 (84) y de Ávila con 22 (115). Salamanca y Soria contabilizan 44 brotes cada una, y mientras en la provincia charra hay 234 casos vinculados, en la soriana son 217. Por su parte, en Segovia son 49 brotes (262).

En cuanto a las altas, se sitúan ya en un total de 30.685. Las 16 altas registradas hoy se repartieron entre las seis dadas en los hospitales de Valladolid, con 7.499; cinco de León, con 5.304; las tres de Burgos, con 4.282, y las dos de Palencia, con 2.318. El dato se mantiene en Ávila (1.808), Zamora (2.003), Salamanca (4.158), Segovia (1.970) y Soria (1.343).

Por último, el fallecimiento de una persona más en las últimas 24 horas elevan la cifra total de defunciones en los hospitales por el COVID hasta los 5.800. Los hospitales de Valladolid acumulan 1.184 víctimas mortales, seguidos de los de León con 1.162. En Salamanca se han registrado 840 fallecidos; en Burgos, 716; en Palencia, 454; en Zamora, 438; en Segovia, 371; en Ávila, 348 y en Soria, 288.