Coronavirus

Aguilar de Campoo pone en valor el espacio natural Covalagua-Las Tuerces y el Geoparque de Las Loras

El Gobierno de Castilla y León impulsa la construcción de una nueva Casa del Parque en este municipio palentino que estará en funcionamiento antes de verano del próximo año

Cascada de Orbaneja del Castillo, una de las localidades integradas en el nuevo geoparque de Las Loras
Cascada de Orbaneja del Castillo, una de las localidades integradas en el nuevo geoparque de Las Loras

La localidad palentina de Aguilar de Campoo acogerá una nueva Casa del Parque, gracias a la inversión de la Junta de Castilla y León de 766.000 euros, que se centrará en destacar los valores naturales del espacio natural Covalagua-Las Tuerces y del Geoparque de Las Loras.

Las obras de rehabilitación comenzarán en el mes de septiembre y finalizarán en el primer semestre de 2022. La actuación cuenta con la colaboración de la Diputación provincial de Palencia y el Ayuntamiento de Aguilar de Campoo, y está incluida en el Plan de Infraestructuras Turísticas en Áreas Naturales.

El Ayuntamiento de la localidad es el propietario del conjunto edificatorio denominado ‘La Compasión’. Se trata de un inmueble situado en el centro del municipio y que está calificado en el planeamiento urbanístico como equipamiento.

Dicho inmueble está formado por diversos edificios que se dedicaron a la enseñanza desde 1927 hasta el 2008, gracias a la labor de la Congregación de Hermanas de Nuestra Señora de la Compasión. Entre dichos edificios destaca el aulario, construido en los años sesenta del siglo XX y sobre el que se plantea una rehabilitación que lo convierta en este nuevo centro, según informan fuentes de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente.

Se trata de una edificación que responde al estilo internacional y contrasta con la mayoría del patrimonio histórico de la Villa de Aguilar, en su mayoría medieval y calificado como conjunto histórico artístico desde 1966.

Está inspirado en el Chemistry Building (hoy Wishnick Hall) diseñado por Mies Van der Rohe en 1946 para el campus del Illinois Institute of Technology (ITT) en Chicago (Estados Unidos). En 2008, debido a los avances en la ciencia educativa, se acometieron diversas actuaciones de restauración y modernización manteniendo la esencia del edificio, pero actualizándolo conforme a las exigencias del siglo XXI. Bajo esta misma premisa, la actuación que se desarrollará en el aulario del conjunto ‘La Compasión’ es una rehabilitación para un uso cultural, manteniendo su estilo internacional de inspiración ‘miesiana’.

Aulario La Compasión FOTO: Jcyl La Razón

Referencia sentimental

El acceso al edifico se realiza a través de la plaza Patio de la Compasión y cuenta con cuatro plantas y una superficie total construida de 1.026,00 metros cuadrados. En la fachada principal, se pretenden realizar las actuaciones necesarias para recuperar su carácter representativo y poner en valor un edificio que es una referencia sentimental para varias generaciones de vecinos de la Montaña Palentina que han estudiado entre sus paredes.

En el interior, se plantea una reforma integral con un doble objetivo: garantizar un uso polivalente para cada planta y facilitar la ampliación de las instalaciones cuando se acometa la rehabilitación del ala oeste que actualmente se encuentra sin uso. Todas las plantas disponen de baños adaptados y un cuarto para el control de las instalaciones. Además, se ha previsto un ascensor en la zona de recepción que permitirá la accesibilidad universal para todos los visitantes.

La planta baja, con 279 metros cuadrados, estará dedicada a la Casa del Parque de Covalagua-Las Tuerces. Constará del acceso principal, una zona de recepción de visitantes, un despacho, una sala audiovisual, un almacén y el espacio principal, con la dotación expositiva sobre el Espacio Natural. Además, dispone de un segundo acceso para garantizar el uso independiente del resto de las plantas y una rápida evacuación en caso de emergencia.

La primera planta tiene una superficie de 249 metros cuadrados y se ha previsto que tenga un carácter multifuncional. Estará formada por un despacho y un espacio diáfano que se podrá dedicar a exposiciones temporales, performances o instalaciones artísticas.

Los 249 metros cuadrados de la segunda planta estarán dedicados a la formación, mientras que la tercera planta, de igual tamaño que las anteriores, estará dedicada a estancias temporales de investigadores del Geoparque de Las Loras y contará con de tres habitaciones, salón cocina y zona de trabajo.