“No aceptaremos nunca, venga de quien venga, cerrar consultorios”

Así lo asegura el portavoz del Grupo Popular en las Cortes de Castilla y León, Raúl de la Hoz

El portavoz del PP en las Cortes de Castilla y León, Raúl de la Hoz
El portavoz del PP en las Cortes de Castilla y León, Raúl de la Hoz FOTO: Leticia Pérez Ical

Parece que la brecha sobre la reforma sanitaria en Castilla y León aún no ha cicatrizado del todo. Pese a que el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, intentó cerrar ese debate, aún quedan algunos resquicios, sobre todo tras la entrevista con La8 de Zamora por parte del portavoz del PP en el Senado, Javier Maroto, en la que ha destaco el “golpe sobre la mesa” que ha dado el jefe del Ejecutivo autonómico para frenar la gestión “insostenible” que en su opinión estaba haciendo con la sanidad rural la consejera Verónica Casado: “si no lo entiende, el problema lo tiene la consejera”.

Sobre este asunto, el portavoz del Grupo Parlamentario Popular en las Cortes regionales, Raúl de la Hoz, tras la Junta de Portavoces, ha reiterado que su partido no va a aceptar “nunca, venga de quien venga, que se cierren consultorios rurales”.

Asimismo, ha considerado que las palabras de Maroto reflejan “lo que sucedió y las consecuencias que se han dimanado”, en referencia a la ronda de reuniones iniciada por la consejera con representantes del mundo local y de los profesionales.

Preguntado por si considera, como Maroto, que la gestión de la consejera era “insostenible” respecto a la sanidad rural, De la Hoz ha valorado que Verónica Casado haya optado por aplicar una política “basada en el diálogo”, aunque ha matizado que “necesita aún de ajustes”.

El portavoz popular ha añadido que “no es bueno” fomentar “polémicas estériles”, en referencia a las palabras de Maroto y la disputa surgida en septiembre pasado en torno a la sanidad rural entre el PP y Cs, dentro del Ejecutivo autonómico, ya que ha señalado que el principal problema en esta materia es la falta de profesionales sanitarios.

Por otra parte, Maroto, en Segovia, ha insistido en que “respaldo, como hace Pablo Casado, la decisión que ha tomado Alfonso Fernández Mañueco y que debería de ser entendida por todo su Gobierno, los del Partido Popular y los de Ciudadanos”.

Javier Maroto, preguntado por la reflexión de vicepresidente y portavoz de la Junta, Francisco Igea, en su perfil de Twitter, tras utilizar la frase “golpe encima de la mesa de Mañueco”, ha subrayado ese respaldo total al presidente de la Junta, por una razón, que durante la pandemia ha ponderado “por encima de todo la estabilidad de su Gobierno, con mensajes claros de unidad para afrontar esta pandemia lo cual no quiere decir que se compartan algunas de las decisiones tomadas”.

En este sentido, ha afirmado que, para el PP de Castilla y León, la reforma de la sanidad en el ámbito rural “no se puede hacer” sin tener el favor, “de una forma partidaria y que se comprenda”, por parte de los afectados, es decir, de los habitantes de las zonas rurales; los alcaldes que son los primeros en dar la cara en los pueblos, y con el respaldo de médicos y el resto de profesionales.

“Él que que esté de acuerdo con esto estará de acuerdo conmigo, estará con Alfonso Fernández Mañueco. Entonces si alguien tienen un criterio distinto, tiene un problema en Castilla y León”, ha remarcado Javier Maroto, porque el PPCyL quiere que la sanidad rural sea una prioridad y no pueda haber un cambio de modelo si no se atiende a los vecinos, a sus alcaldes y concejales y a los profesionales.