Historia

¿Sabe cuántas ciudades han sido la capital de España a lo largo de su historia?

Intereses palaciegos y especulativos, la invasión napoleónica o la Guerra Civil han provocado este movimiento de la capitalidad a lo largo de los últimos cinco siglos

Estampa de Valladolid cuando fue la capital de España de 1601 a 1606
Estampa de Valladolid cuando fue la capital de España de 1601 a 1606 FOTO: La Razón

Ahora que está en boca de todos el tema de la “descentralización” de organismos oficiales, con Madrid en el punto de mira, es un momento para detenernos en la capital de España, que actualmente es la ciudad madrileña y que prácticamente lo ha sido en la mayor parte de la Historia de España, pero que a lo largo de los últimos cinco siglos ha tenido distintas sedes, desde que la unión del Reino de Castilla y Aragón y la anexión de Navarra en 1512 hizo que prácticamente la España de aquel entonces se asemejara a la de hoy en día. Si nos remontamos siglos atrás nos topamos con Cangas de Onís, debido a que fue la primera capital del reino de Asturias, es decir la primera de los reinos cristianos en la Península en la lucha contra las tropas musulmanas.

Y en esta lista aparecen dos capitales de Castilla y León, Valladolid, que lo fue durante unos años a principios del siglo XVII y Burgos durante unos meses en la guerra civil. Pero entre ambas fechas algunas ciudades de la Península Ibérica tuvieron este grato honor de ser la Capital del Reino, aunque finalmente siempre la capitalidad retornaba a Madrid.

Volviendo a principios del siglo XVI, hasta la llegada de Carlos I de España y V de Alemania al trono, no había una capital fija. Las cortes se convocaban en Alcalá de Henares, Toro, Madrid y la residencia de los Reyes era itinerante con la red de palacios o alcázares existente tanto en Valladolid, Burgos, Segovia, Madrid, Toledo hasta Córdoba o Sevilla. Precisamente Carlos I fijaba en 1519 la capital del imperio español en Toledo que lo sería hasta 1561. Felipe II la trasladaba a Madrid, por la centralidad que representaba, y donde creaba los reales sitios en El Escorial y Aranjuez hasta que en 1601 se trasladaba a Valladolid hasta 1605.

De nuevo volvería a Madrid, hasta 1729, donde la Corte real se trasladó a Sevilla durante cuatro años antes de retornar nuevamente a tierras madrileñas. Durante la guerra de la independencia, varias ciudades acogieron las Cortes Generales como Cádiz o Sevilla. Y de nuevo Madrid hasta la Guerra Civil, donde a lo largo de la contienda hasta cinco ciudades tuvieron esta distinción: Gerona, Figueras, Valencia, Barcelona y Burgos.

Toledo (1519-1561)

Toledo se convierte en ciudad Imperial por orden y mandato de Carlo I de España en el año 1519. En abril de 1525, e emperador entraba con un numeroso séquito por la Puerta dela Bisagra. Y como la capitalidad dicen que trae “prosperidad” a lo largo de los siguientes años se produjeron muchos cambios patrimoniales, muchos de los cuales perviven hasta el día de hoy.

Toledo, ciudad Patrimonio
Toledo, ciudad Patrimonio

Se dice que la ciudad llegó a albergar hasta 50.000 personas. La muerte de Isabel de Portugal, esposa de Carlos I en 1539, hizo que Carlos I se ausentara de la ciudad con sus interminables viajes por toda Europa hasta su retiro en el Monasterio de Yuste, donde fallecía. En 1561 Felipe II fijaba la capital de España en Madrid.

Valladolid (1601-1606)

La decisión de trasladar la Corte a la capital castellana fue del Duque de Lerma, valido de Felipe III. Se dice que tenía mucha influencia sobre el monarca y también que tenía muchos negocios en tierras vallisoletanas, que le hicieron más rico, para tomar esta decisión.

El Palacio de Pimentel al lado de San Pablo, se construyó siendo Valladolid la capital del Reino
El Palacio de Pimentel al lado de San Pablo, se construyó siendo Valladolid la capital del Reino FOTO: Ical

Fueron pocos años, pero ello conllevó que por las calles de la ciudad se pudieran ver a personajes de la época como Miguel de Cervantes, Quevedo, Luis de Góngora e incluso al pintor Rubens. También Gregorio Fernández, cuyas esculturas “vivas” de Semana Santa siguen causando impresión a los vecinos y visitantes, cuatro siglos después. Una época donde se construyeron edificios históricos que hoy perviven como el Palacio de Santa Cruz o el de Pimentel.

En la capital vería la luz Felipe IV y la reina de Francia, Ana de Austria. Y Valladolid vivía un resurgir sin igual, con una población que fue creciendo hasta alcanzar los 70.000 habitantes.

Fueron cinco años mágicos y gloriosos hasta que en 1606 la capitalidad volvía a Madrid, provocando una gran decadencia los años siguientes en la ciudad del Pisuerga que llegaría a perder más de 50.000 habitantes.

Sevilla (1729-1733) y (1808 -1810)

La capital sevillana fue sede durante dos periodos. El primero, denominado el lustro real, tuvo lugar de 1729 a 1733, cuando Sevilla se convierte en residencia de la monarquía hispánica, bajo el reinado de Felipe V. Aunque las razones no están claras de esta decisión, todo hace pensar que se debió a la situación precaria de salud del monarca. Durante este periodo se construyó la Real Maestranza de Caballería o la Real Fábrica de Tabacos así como la conclusión de edificios religiosos como la Iglesia de San Antonio Abad o la San Luis de los Franceses.

Sevilla fue en dos ocasiones capital de España
Sevilla fue en dos ocasiones capital de España FOTO: La Razón

Después hay que remontarse hasta la guerra de la Independencia, durante dos años, cuando todo el territorio nacional estaba conquistado por las tropas francesas. El 16 de diciembre de 1808 el conde Floridablanca, convocaba a la Junta en la capital hispalense y desde ese momento Sevilla se erigía como capital española siendo el Real Alcázar la sede de la Junta Central. Dos años duraría hasta que la capital se rindió a las huestes de Napoleón.

Cádiz (1810- 1813)

La ciudad más antigua de España también fue capital . Aquí se trasladaron a las Cortes. Sólo fueron tres años, y en el año 1812 se proclamaba allí la Constitución Española, “La Pepa”.

"Viva la Pepa" en las Cortes de Cádiz
"Viva la Pepa" en las Cortes de Cádiz FOTO: La Razón

En este periodo, la ciudad gaditana pasaba de 40.000 a 100.000 habitantes y allí era el punto de ebullición del comercio, el pensamiento y la política. Una recomendación, sumergirse en los Episodios Nacionales de Benito Pérez Galdós para conocer más de aquellos venturosos años.

La Guerra Civil: Valencia, Barcelona y Gerona (1936-1939)

Entre los años 1936 y 1939 durante la guerra civil, el Consejo de Ministros decidía quitarle la capitalidad de España para trasladarla a Valencia tras el avance de las tropas franquistas. Después la República la trasladaría hasta Barcelona, Gerona y Figueras.

Burgos (1939)

Con la finalización de la Guerra Civil, la ciudad de Burgos ostentó la capitalidad de España durante unos meses, del 1 de abril a 18 de octubre de 1939. Conviene destacar aquí una obra interesante del historiador Luis Castro Berrojo bajo el título “Franco, huésped honorario de Burgos”.

Franco por Burgos

Y es que en uno de los últimos Consejo de Ministros celebrados en esta capital saltaron chispas, cuando el ministro de Gobernación, Serrano Suñer, ante el asombro de todos dijo que Madrid “no era digna de acoger el Gobierno de la nueva España, por haber sido el último bastión de las hordas rojas”. Y puso dos nombres sobre la mesa, Sevilla y la propia Burgos. Pero todos los ministros y acólitos de Franco y el propio dictador, tenían en mente volver a Madrid. Como así fue. De esta manera Burgos ha sido la última capital de España, antes de que de forma permanente haya sido hasta nuestros días Madrid.