Miembros del comité de empresa de Nissan de Ávila se encierran ante “el silencio y desprecio” de la dirección

El pasado jueves se rompieron las negociaciones del convenio colectivo entre las dos partes

El presidente del comité de empresa de la factoría que Nissan tiene en Ávila, Felipe González (c), durante la última asamblea informativa celebrada la pasada semana
El presidente del comité de empresa de la factoría que Nissan tiene en Ávila, Felipe González (c), durante la última asamblea informativa celebrada la pasada semana FOTO: RAÚL SANCHIDRIÁN EFE

Conflicto caliente para esta primavera en la planta de Nissan de Ávila. Miembros del comité de empresa de la factoría se han encerrado este martes en la sala de reuniones de la Dirección exigiendo una nueva reunión con los dirigentes para hablar de las negociaciones sobre el convenio colectivo y después de obtener lo que consideran “el silencio y desprecio más absoluto” por parte de los directivos.

Una situación que se ha visto agravada tras el “repugnante comunicado emitido desde Nissan la pasada semana”, y desde donde Nissan Ibérica se argumentaba que la “inflexibilidad” de comité a la hora de aprobar un nuevo convenio aboca a la planta abulense a una “situación límite” que compromete la “buena marcha del proceso de transformación y el futuro de la propia fábrica”.

De esta manera, la compañía responsabilizaba a la representación sindical de “bloquear el proceso de negociaciones” del nuevo convenio para los próximos dos años, comprometiendo así “la buena marcha del proceso de transformación y el futuro de la propia fábrica”.

El comité de empresa, por su parte, ha lamentado que la multinacional japonesa “lejos de asumir sus responsabilidades, hayan cargado contra la plantilla, volviendo una vez a las amenazas”.

La voluntad de los participantes en este encierro es “permanecer” de esa manera “hasta que la empresa facilite una fecha coherente para mantener la reunión que vienen demandando”, y en el caso de que no se produzca a lo largo de la mañana, la situación puede repetirse en los próximos días.

El comunicado a la plantilla recuerda a sus integrantes que “la implicación en las medidas” que se convoquen resulta “imprescindible”, rechazando que se vuelvan a repetir “situaciones como la de aceptar cambios en las listas de flexibilidad, tal y como ha sucedido en esta semana”.

Asimismo, señala que tanto al comité como a la plantilla no les gusta “tener que tomar acciones de este tipo”; sin embargo, precisan que “ante la actual situación de bloqueo de la negociación, incumplimiento del plan industrial y amenazas”, no les queda “más remedio que permanecer unidos y seguir todos a una las directrices” que se vayan marcando desde la representación sindical.

El pasado jueves, después de que la dirección de la planta diera por rotas las negociaciones del convenio colectivo, el comité de empresa pidió a la plantilla “colaboración cero” con la compañía como primera respuesta, sin descartar medidas “más severas” en el futuro.El anuncio fue realizado por el presidente del comité, Felipe González, antes de asistir a la primera de las dos asambleas convocadas con los trabajadores de la planta.