Inquietud entre las empresas alimentarias por la “voracidad” fiscal de Sánchez

El presidente de Vitartis, Pedro Ruiz, pide a las administraciones más apoyo a la actividad productiva y defiende el futuro Plan de Agroindustria en el que trabaja la Junta

El presidente de Vitartis, Pedro Ruiz, saluda al consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo, a su llegada a la asamblea de la entidad
El presidente de Vitartis, Pedro Ruiz, saluda al consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo, a su llegada a la asamblea de la entidad FOTO: LETICIA PEREZ Agencia ICAL

La Asociación de la Industria Alimentaria de Castilla y León (Vitartis) ha celebrado este martes una reunión de su Junta Directiva en Valladolid en la que han participado el consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo, y el viceconsejero de Economía y Competitividad, Carlos Martín Tobalina.

Un encuentro en el que los empresarios del sector alimentario han trasladado al consejero su inquietud y honda preocupación por la “voracidad” fiscal del Gobierno de España para con las empresas españolas, y que según parece va a aumentar más a corto plazo como ya han dejado entrever algunos ministros.

“La coyuntura tan inquietante en la que estamos, que parece arrastrarnos hacia un escenario de estanflación, o incluso de recesión, preocupa sobremanera a los empresarios”, advierte Pedro Ruiz Aragoneses, presidente de Vitartis, quien considera que esta situación actual requiere una decidida apuesta de las administraciones por la contención del gasto corriente y un mayor apoyo a la actividad productiva.

El también consejero delegado de Alma Carraovejas asegura que los empresarios son conscientes de que la escalada de los precios exige medidas radicales, contrarias a la expansión del consumo interno, pero advierte de que si las administraciones no congelan su gasto corriente, el gran problema de este país volverá a ser el sector público y la financiación de su enorme deuda.

Pese a ello, el presidente de Vitartis agradecía al consejero la apuesta de la Junta por reducir impuestos y favorecer la competitividad de las empresas.

Plan de Agroindustria

Por otro lado, Ruiz Aragoneses defendía la importancia y también necesidad del futuro Plan de Agroindustria en el que trabaja la Junta y expresaba su confianza en que este sirva para dinamizar la industria agroalimentaria de Castilla y León así como de mejorar la competitividad, tanto en el mercado nacional como en el exterior”.

Sobre este Plan, Pedro Ruiz aseguraba que debería favorecer y lograr el entorno “más adecuado” para la actividad empresarial en el medio rural, garantizando el servicio de Internet y una conexión de calidad o el acceso a las grandes vías de comunicación, además de servicios públicos básicos y la coordinación y agilización de los trámites burocráticos que exigen las administraciones.