Patrimonio

La Diputación de Palencia destina 240.000 euros para renovar el convenio con la Diócesis que dará continuidad al Taller de Restauración de Bienes Muebles

Se contratará un equipo de doce restauradores titulados, que trabajarán en la recuperación de obras de arte durante seis meses

Junta de Gobierno de la Diputación de Palencia presidida por Ángeles Armisén
Junta de Gobierno de la Diputación de Palencia presidida por Ángeles ArmisénDiputación Palenciafreemarker.core.DefaultToExpression$EmptyStringAndSequenceAndHash@1fa472f4

La Diputación de Palencia, que preside Ángeles Armisén, ha renovado el convenio con la Diócesis para dar continuidad del Taller de Restauración de Bienes Muebles, por lo que consigna 240.000 euros en el Presupuesto de 2023, tal y como aprobó la Junta de Gobierno de la institución provincial.

El Taller de Restauración llegará de esta manera a su novena edición impulsado a través del convenio de colaboración que rubricarán la Diputación de Palencia y el Obispado. Una alianza encaminada a preservar el rico patrimonio artístico de la provincia que se va deteriorando a lo largo del tiempo y que por su valor merece cumplir el fin para el que fue creado, que se pueda legar a las generaciones venideras en las mejores condiciones posibles.

El patrocinio de la Diputación permitirá, un año más, a la Diócesis contratar un equipo formado por doce restauradores titulados, que trabajarán en las labores propias de la recuperación de obras de arte durante seis meses. La Diócesis ofrece las instalaciones para el desarrollo de las actividades en las dependencias del Seminario Menor San Juan de Ávila, ubicado en la carretera de León, en el barrio de Allende el Río de la capital.

La cifra de balance de los ocho años se cerró con 344 piezas restauradas desde la primera edición que se puso en marcha en 2013, año en que comenzó la colaboración de la Diputación con el Obispado en este programa que fue pionero en la comunidad castellanoleonesa. Desde entonces han sido 150 esculturas, 116 pinturas sobre tabla, 32 pinturas sobre lienzo, 45 labores textiles y 1 pieza de orfebrería.

Durante los seis meses de duración de la octava edición, la correspondiente a 2022, doce profesionales trataron 26 esculturas (de bulto redondo en la mayor parte y varios relieves), 8 pinturas sobre tabla, otras 4 pinturas sobre lienzo y 6 trabajos textiles, obras procedentes de prácticamente todas las comarcas palentinas.

Ambas instituciones coinciden en la necesidad de mantener esa riqueza de bienes muebles (pinturas, esculturas, piezas textiles) que posee la Diócesis de Palencia, generados y atesorados durante siglos, para que —además de cumplir con los fines religiosos y litúrgicos para los que se crearon— puedan legarse a las generaciones futuras en las mejores condiciones.

De ahí el esfuerzo presupuestario de la Diputación de Palencia que en 2022 reforzó su apoyo al programa al incrementar su aportación hasta los 240.000 euros actuales (un 26,5 por ciento más que en 2021), el doble que lo aportado hace seis años.