La solidaridad devuelve la vista a la joven española Marta Bustos

Las donaciones a la campaña "Salvemos mis ojos" sufragan el tratamiento en un hospital de Estados Unidos tras una grave quemadura de ojos

En apenas poco más de una semana, la campaña “Salvemos mis ojos” de GoFundme ha superado todas las expectativas, y ha recaudado más de 245.000 euros para conseguir su objetivo: que Marta Bustos, de 24 años y natural de Terrassa, recupere la vista. Los médicos que la tratan han confirmado por primera vez que así será, ha avanzado su madre este fin de semana. No se sabe aún el grado de recuperación, pero la joven puede volver a ver.

Marta sufrió a principios de junio un grave accidente en casa, cuando intentaba fabricar un jabón casero de sosa cáustica. El incidente le causó fuertes daños en los ojos, y perdió la vista. Desde hace dos años, la joven vive con su marido, David, en Seattle (Estados Unidos). No tiene el seguro médico y por supuesto esto ha significado un gran hándicap, al tener que pagar el tratamiento.

En un principio, se estipuló en que los gastos podrían ser de unos 75.000 euros, pero la hermana de Marta alertó de que la cantidad podría ser bastante superior, tal y como se confirmó. Sin embargo, la solidaridad está ganando la batalla, y con la ayuda de unas 12.000 personas, se han recaudado más de 245.000 euros.

Tras dos semanas ingresada en un hospital de Seattle, Marta ya volvió a casa, y con excelentes noticias para sus casi 23.000 seguidores de su cuenta de Instagram. “Hoy -por el domingo- ha sido mi segunda noche comenzando el día en casa. No lo voy a negar, es muy extraño entrar en la casa donde has estado viviendo dos años y reconocer todo, pero no ver nada”, relata.

Se está adaptando ahora a su nueva vida junto a su marido y sus gatos. Y cuenta más cosas. “Fuimos de compras y me encontré una mujer que conocía mi caso. Me tocó la mano y pude sentir en su voz compasión por mí, lo que me entristeció un poco. Pero, por otra parte, que tanta gente que no conozco sienta por mí, me hace sentir mucho más acompañada en tanta oscuridad “, expresa en su cuenta de Instagram.

Está a la espera de una primera revisión ocular, seguramente esta misma semana. Tiene que tomar gotas cada dos horas y cumplir unas órdenes muy estrictas, sobre todo descanso. Los costes de las intervenciones médicas a Marta deberán ser afrontados con la recaudación de la campaña. Con todo, la familia no para la lucha porque no sabe el coste real del tratamiento. “Aún no tenemos acceso ni a los informes médicos ni a las facturas. El hospital que la trata emite las facturas mensuales. Es una total incertidumbre todo ello”, ha explicado su madre, Anna Góngora.

La familia también agradece la respuesta que han recibido de la ciudadanía, que con pequeñas y grandes donaciones han llenado la recuperación de la Marta de solidaridad. “Estamos agradecidos e impresionados por la respuesta que hemos tenido”. “Seguiremos luchando por la recuperación física y emocional de la Marta”.