Un detenido y cargas de los Mossos para contener las protestas independentistas contra el Rey en Cataluña

Los Reyes visitan el Monasterio de Poblet (Tarragona) como parte de su gira por todas las autonomías españolas

El regreso de los Reyes a Cataluña ocho meses después de su última visita ha despertado al independentismo, que se ha movilizado por primera vez después de meses de letargo por la crisis del coronavirus. Convocados por la ANC, Òmnium y los CDR, centenares de separatistas han marchado hacia el Monasterio Santa Maria de Poblet (Tarragona), lugar de la visita del Rey Felipe VI y la Reina Letizia, enfrentándose a los Mossos d’Esquadra, que se han visto obligados a cargar. Los incidentes se han saldado, finalmente, con un detenido.

Las entidades separatistas habían convocado una marcha a las 10.30 horas en el municipio más cercano al monasterio, L’Espluga del Francolí. Desde allí, han caminado dos kilómetros hasta los controles policiales, donde han empezado los enfrentamientos con los Mossos. Los agentes, que han tenido que retroceder ante el avance de la marcha, han tenido finalmente que cargar. Los manifestantes han logrado avanzar hasta las puertas de la abadía, que estaba rodeada por un fuerte dispositivo policial para evitar que los manifestantes pudieran dar alcance a los Reyes.

Algunos manifestantes han intentado superar el cordón a través de los campos de viñas que rodean el monasterio, consiguiendo crear un grupo más allá de la línea policial, lo que ha obligado a los agentes a retroceder para juntar ambos grupos unos metros más cerca del monasterio.

También se han acercado hasta el Monasterio de Poblet un puñado de personas con banderas españolas, que han tenido que buscar cobijo en un restaurante de la zona para evitar coincidir con los independentistas, que iban pertrechados con pancartas contra el Rey y con simbología independentista.

Ya a primera hora de la mañana, a más de un centenar de kilómetros del lugar de la visita de los Reyes, los CDR han quemado neumáticos en las vías del AVE, entre Figueres y Girona.

La visita de los Reyes al Monasterio de Poblet, que forma parte de la gira que están llevando a cabo por todas las autonomías españolas, ha arrancado hacia las 12.30 horas y ha concluido poco antes de las 14 horas. Los Reyes, acompañados por el ministro de Sanidad, Salvador Illa, y la delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera, han sido recibidos por el abad y el prior del monasterio, Octavi Vilà y Rafel Barrué.

Visita al Monasterio de Poblet

Los Reyes han llegado a primera hora de la mañana a territorio catalán: han aterrizado en el aeropuerto de Reus (Tarragona), donde han sido recibidos por Illa y Cunillera. De allí, se han desplazado al Monasterio de Poblet, donde han llegado a las 12.30 horas y han estado haciendo una visita que ha concluido antes de las 14 horas. El Rey había acudido ya cuando era Príncipe al Monasterio.

Allí han sido recibidos por el abad y el prior del monasterio y han iniciado la visita, que ha recorrido diferentes espacios de la abadía -bodega, el claustro, la cocina, el refectorio, la biblioteca, los antiguos dormitorios, la sala Capitular, la iglesia, el Panteón Real, donde se alberga los sepulcros reales de los Reyes Alfonso I, su hijo Pedro I el Católico, Jaime I el Conquistador, Pedro III, Pedro IV El Ceremonioso y muchos de sus sucesores- y ha contado con un encuentro con monjes de la comunidad benedictina.

Los Reyes han desembarcado en Cataluña ocho meses después de su última visita. La visita no ha estado exenta de polémica, además de condicionada por la crisis del coronavirus. De hecho, en un primer momento, tenían previsto visitar Barcelona -entre otros lugares, la Sagrada Familia-, pero finalmente, ante la evolución de la epidemia en la capital catalana, han optado por un acto en el Monasterio de Poblet, un lugar simbólico para el catalanismo. Allí es donde, por ejemplo, Jordi Pujol reunía muy a menudo a dirigentes de Convergència. Allí también es donde se encuentra el Archivo Nacional de Catalunya, así como otros destacados, como el Archivo Montserrat Tarradellas i Macià, formado por los fondos bibliográficos y documentales depositados por Josep Tarradellas, donde Oriol Junqueras tenía previsto ir a desarrollar su actividad gracias a la aplicación del artículo 100.2 del Reglamento Penitenciario. También están enterrados los Reyes de la Corona de Aragón.

Durante las últimas horas, además de las protestas del independentismo, también Quim Torra ha liderado una ofensiva contra la Monarquía. Por un lado, el viernes, envió una carta a la Casa Real usando el coronavirus para mostrar el rechazo a su visita -pidió evitar “desplazamientos innecesarios”-. Por otro lado, ayer, el presidente de la Generalitat usó los canales de comunicación oficiales para anunciar que estudia una denuncia contra Juan Carlos I por el presunto cobro de una comisión ilegal por el AVE a la Meca.