La Generalitat levanta el confinamiento perimetral de Lérida y el Segrià

El Govern, tras estabilizarse la situación, rebaja las restricciones y las iguala a las del área metropolitana

Tras casi 15 días de confinamiento, la consellera de Salud de la Generalitat, Alba Vergés, acaba de anunciar que el Govern levanta el confinamiento en la ciudad de Lérida y en los otros seis municipios del Segrià afectados por las restricciones impuestas derivadas del coronavirus. En los últimos días, en Lérida se ha notado el efecto de las medidas y la situación se ha estabilizado e incluso ha empezado a bajar el riesgo de rebrote. La tasa de reproducción de la epidemia, la tasa Rho, según la Generalitat, se situó en el 1, que significa que la epidemia no crece.

En este contexto, se les aplicarán las mismas medidas que están en vigor en el resto de la comarca. Y serían las mismas medidas que también están activas en Barcelona ciudad y en una docena de municipios del área metropolitana, como la limitación de aforo en bares y restaurantes o restringir a un máximo de 10 personas los encuentros de amigos y familiares.

Así lo ha explicado en rueda de prensa junto a la consellera de Presidencia y portavoz del Govern, Meritxell Budó, después de que el presidente de la Generalitat, Quim Torra, se haya reunido de manera telemática con los alcaldes de la zona afectada. Además de la capital leridana, los municipios que dejan de tener el confinamiento duro son Alcarràs, Aitona, la Granja de Escarp, Serós, Soses y Torres de Segre, aunque Vergés ha insistido a lo ciudadanos en la necesidad mantener las medidas de prevención.

"No es para relajarnos, pero sí para empezar a ver esta luz al final del túnel", ha asegurado Vergés, que ha concreado la resolución aprobada en el Procicat, que tiene que ser ratificada por el juzgado, contempla que la actividad comercial en estos municipios no tiene que superar el 50% del aforo respetando las medidas higiénicas, la distancia y el uso de mascarilla que ya era obligatoria.

Podrán celebrase actos religiosos con la limitación del aforo a un tercio 33% y podrán abrir, sin superar el 50% del aforo equipamientos culturales, piscinas descubiertas, parques infantiles y gimnasios.

La consellera ha explicado que en la hostelería y restauración solo se podrá consumir en terrazas “con un 50% de aforo y manteniendo la distancia entre mesas de dos metros y cerrando como muy tarde a las 12 de la noche y siempre que sea posible será preferente el servicio a domicilio o pedidos para llevar”.