Los médicos de atención primaria en Cataluña convocan una “huelga de la desesperación”

Los sindicatos advierten del “colapso total” y aseguran que las condiciones retributivas y laborales son “insostenibles”

Por mucho que nuestros políticos se esfuercen en vender la sanidad pública como la mejor del mundo lo cierto es que el modelo daba signos de agotamiento desde hace algún tiempo. Y el coronavirus se ha encargado de poner manifiesto las costuras del sistema. En Cataluña, sin ir más lejos, los profesionales sanitarios, tal y como denuncian los sindicatos, son los peores pagados de España. Pero la situación va mucho más allá. Los MIR acaban de cerrar ocho jornadas de huelga hastiados de sus condiciones y faltaba por conocer el estado de ánimo de los médicos de atención primaria. El sindicato Metges de Catalunya anunció ayer que también irán a la huelga del 13 al 16 de octubre para reclamar mejoras retributivas y denunciar el «desmantelamiento» del servicio por parte del Departamento de Salud.

Los facultativos piden mejoras inmediatas en el sector para ofrecer un servicio de calidad, ya que ahora, afirman, se está atendiendo a la población «como si fueran ganado». A medida que la pandemia avanzaba, el sindicato ha ido lanzando diferentes señales de alarma para evitar, por ejemplo, el colapso de los CAP o para pedir mejoras laborales y salariales. La convocatoria, por lo tanto, se dirige a 5.900 facultativos de la atención primaria, y llega dos semanas más tarde que los MIR, los médicos internos residentes, iniciasen su propia huelga. Concretamente, están llamados a esta huelga, de cuatro días enteros, los médicos de familia, pediatras, ginecólogos, radiólogos y odontólogos de los centros de atención primaria del Instituto Catalán de la Salud (ICS).

El presidente del Sector Primaria ICS de Médicos de Cataluña, Javier O’Farrill, subrayó que esta es «la huelga de la desesperación» y que ha sido «la ineptitud del departamento de la consejera, del CatSalut y del ICS» lo que les ha llevado hasta esta situación. O’Farrill ha llamado al ICS a «sentarse a negociar de verdad» para evitar la protesta. «Somos conscientes del momento que vivimos, pero ahora estamos trabajando con servicios mínimos», lamentó O’Farrill. «La población tiene la sensación de que el médico de primaria no está visitando, y estamos atendiendo un 20% más de actividad que antes de la pandemia. Nadie nos escucha, y estamos entre la espada y la pared», lamentó.

Tras advertir de que la atención primaria en Cataluña está sufriendo un «colapso total» que lleva a muchos pacientes a migrar a las mutuas, reclaman al ICS mejoras retributivas que les permitan retener a los médicos y que se respete su criterio al pedir pruebas y exploraciones complementarias.

El sindicato denuncia que los profesionales de primaria en Cataluña han perdido un 60% de poder adquisitivo acumulado en los últimos años y que la diferencia de salario respecto a médicos de otras comunidades es en ocasiones «abismal»: en Cataluña un facultativo raso cobra 2.408 euros mensuales frente a los 3.200 de Murcia, ha explicado O’Farril.

El sindicato ha criticado que en los últimos años la atención primaria ha perdido 1.000 facultativos y lamentó que la consejera de Salud, Alba Vergés, minimizara la situación en el Parlament. «Estamos hablando del colapso del sistema», agregó el médico. «El Departamento no explica que no tiene la capacidad de atender a la población, pero nosotros lo señalamos».

Aparte del incremento de la plantilla, los médicos reclaman mejoras retributivas, pero también laborales, para blindar la distribución de la jornada laboral, para garantizar que un tercio del tiempo sea por formación, organización y coordinación asistencial, y para garantizar los tiempos de visita de referencia.

ICS

El ICS salió al paso de las críticas que las demandas del sindicato Metges de Catalunya, que ha convocado una huelga «derivan de una análisis injusto, faltado de respeto e interesado, en parte derivado de la actual situación de pandemia». Para el ICS, las demandas son «inasumibles» y se deben abordar en la Mesa Sectorial con el conjunto de representantes sindicales de la institución e incluir la visión de todos los servicios y profesionales de la primaria. En este sentido, critica que «confundir la primaria con los médicos es muy significativo de los verdaderos objetivos del sindicato».