El independentismo radical vuelve a echarse a la calle un año después de la sentencia del “procés”

Los CDR convocan una protesta en la plaza Urquinaona de Barcelona para el próximo miércoles 14 de octubre

Varios miles de personas se concentran ante Jefatura de Policía de Barcelona
Imágenes de algunas de las protestas de los independentistas radicales del año pasado en octubre en el centro de Barcelona.Alejandro GarcíaEFE

Pese a la evidente desmovilización que atraviesa el independentismo, el separatismo radical parece lejos de resignarse y vuelve a la carga. Los Comités de Defensa de la República han convocado para el miércoles (14 de octubre) una protesta en plaza Urquinaona un año después de la sentencia del “procés”. La plaza y Via Laietana se convirtieron en el epicentro de los principales enfrentamientos con la policía que se extendieron durante días por Barcelona en respuesta a la condena a los políticos independentistas.

“Seguimos en las calles para seguir denunciando la opresión y represión de un Estado en fallida”, afirman los CDR en un mensaje a través de las redes sociales para animar a la participación. “Ante una sentencia injusta, un pueblo alzado”, continúa.

Lo cierto es que la convocatoria llega en un momento en que el independentismo ha dado síntomas evidentes y sólidos de perder fuerza en la calle, su principal fortaleza. El separatismo social ha encadenado cuatro manifestaciones en el último mes con una participación es tendente a la baja y a la residualización: en la visita de ayer del Rey, apenas un millar de personas se concentraron para protestar frente a la Estación de Francia, donde estuvo el Monarca.

Aunque ayer no se registraron incidentes notables, en la conmemoración del 1-O sí se produjeron destrozos en las calles próximas a Plaza Catalunya y quema de contenedores. En aquella protesta, sin embargo, se concentraron en torno a medio millar de personas.