El independentismo radical vuelve a echarse a la calle un año después de la sentencia del “procés”

Los CDR convocan una protesta en la plaza Urquinaona de Barcelona para el próximo miércoles 14 de octubre

Pese a la evidente desmovilización que atraviesa el independentismo, el separatismo radical parece lejos de resignarse y vuelve a la carga. Los Comités de Defensa de la República han convocado para el miércoles (14 de octubre) una protesta en plaza Urquinaona un año después de la sentencia del “procés”. La plaza y Via Laietana se convirtieron en el epicentro de los principales enfrentamientos con la policía que se extendieron durante días por Barcelona en respuesta a la condena a los políticos independentistas.

“Seguimos en las calles para seguir denunciando la opresión y represión de un Estado en fallida”, afirman los CDR en un mensaje a través de las redes sociales para animar a la participación. “Ante una sentencia injusta, un pueblo alzado”, continúa.

Lo cierto es que la convocatoria llega en un momento en que el independentismo ha dado síntomas evidentes y sólidos de perder fuerza en la calle, su principal fortaleza. El separatismo social ha encadenado cuatro manifestaciones en el último mes con una participación es tendente a la baja y a la residualización: en la visita de ayer del Rey, apenas un millar de personas se concentraron para protestar frente a la Estación de Francia, donde estuvo el Monarca.

Aunque ayer no se registraron incidentes notables, en la conmemoración del 1-O sí se produjeron destrozos en las calles próximas a Plaza Catalunya y quema de contenedores. En aquella protesta, sin embargo, se concentraron en torno a medio millar de personas.