Colau envía a la Guardia Urbana a desalojar por la fuerza las discotecas del Puerto Olímpico

La concesión de los locales de ocio finalizó en primavera pero se habían negado a devolver las llaves

El Ayuntamiento de Barcelona ha "recuperado" la posesión de seis locales del Port Olímpic
El Ayuntamiento de Barcelona ha "recuperado" la posesión de seis locales del Port Olímpic FOTO: Enric Fontcuberta EFE

El litigio que mantiene el Ayuntamiento de Barcelona con las discotecas del Puerto Olímpico ha tomado hoy un giro inesperado. La concesión de estos locales de ocio hace tiempo que expiró y, ante la falta de interés de los propietarios por devolver las llaves, el gobierno municipal ha optado por el desahucio exprés. Así, el Ayuntamiento de Barcelona ha recuperado las llaves de seis locales de ocio nocturno. Cuatro de ellos ya habían devuelto las llaves por las buenas, pero aún quedan otras 20 discotecas.

“Tenemos la razón desde el punto de vista ciudadano y judicial, y la lógica dice que podamos recuperar los otros locales las próximas semanas”, ha afirmado el primer teniente de alcalde, Jaume Collboni, que ha señalado que las discotecas son “incompatibles con el futuro del Puerto Olímpico “. La recuperación de estos seis locales se ha hecho con un operativo de una veintena de agentes de la Guardia Urbana. Según el portavoz, Jordi Oliveras, no ha habido ningún tipo de incidente.

Con la actuación de este jueves se empieza a poner punto final a un largo tira y afloja con los concesionarios de estos espacios que debían cerrar en mayo y que, por un problema jurídico, siguieron abiertos más meses de la cuenta. Los planes del consistorio en el Puerto Olímpico prevén destinar estos locales del muelle de Mestral a actividades de economía azul, es decir, todo lo relacionado con el mar, la náutica y la pesca. Collboni ha explicado que una vez se tengan las llaves de todos los locales, se iniciará una reforma que se puede alargar un año y medio.

La remodelación del Puerto Olímpico

EL Ayuntamiento presentó a principios de noviembre su proyecto de remodelación del puerto que, a grandes rasgos, contará con más espacio público y nuevas áreas de usos náuticos. La transformación ya ha comenzado con actuaciones provisionales en la zona del aparcamiento del muelle de Mestral y del muelle de Gregal. Los coches desaparecerán para convertirlo en un paseo de 10.000 metros cuadrados.

En los locales de ocio de la discordia se ubicarán todo de iniciativas relacionadas con la economía azul; es decir, las actividades vinculadas con el mar, la náutica y la pesca. En cuanto a los restaurantes del muelle de Gregal, antes de la pandemia del Ayuntamiento se comprometió a ceder los locales a los restauradores hasta el inicio de las obras, ya que también los caducaban las concesiones en abril.