Elecciones Catalanas

La CUP exige un referéndum en la próxima legislatura para apoyar a Aragonès

Los anticapitalistas ponen 2025 como fecha máxima para que los catalanes voten la independencia

BARCELONA 10/2//2021.- La candidata por la CUP, Dolors Sabater, durante su comparecencia ante los medios de comunicación para valorar los resultados de las elecciones catalanas celebradas hoy Domingo. EFE/Enric Fontcuberta.
BARCELONA 10/2//2021.- La candidata por la CUP, Dolors Sabater, durante su comparecencia ante los medios de comunicación para valorar los resultados de las elecciones catalanas celebradas hoy Domingo. EFE/Enric Fontcuberta. FOTO: Enric Fontcuberta EFE

¿Vuelven los ultimátums a la política catalana? La CUP ha expuesto ya sus condiciones para iniciar las negociaciones de investidura del candidato de Esquerra, Pere Aragonès. Y, como ocurriera en 2016 con los presupuestos de Carles Puigdemont, va a exigir la celebración de un referéndum -pactado o unilateral- antes de que concluya esta legislatura para apoyar a Aragonès. Dolors Sabater ha subrayado hoy que no negociarán el quién (Aragonès u otro candidato) sino el qué y el cómo.

“Nosotros tenemos marcado como máximo 2025 para la fecha del referéndum. Si puede ser antes, antes”, ha asegurado Sabater, en una rueda de prensa celebrada esta tarde. La voluntad de la CUP es volver a recuperar el protagonismo perdido durante la pasada legislatura y condicionar el rumbo del Govern -no han decidido aún si desde dentro o desde fuera-. “Nosotros buscamos un cambio de 180 grados en la política catalana, tanto en clave independentista como social y antirrepresiva”, ha afirmado.

La CUP tiene intención de hablar tanto con las fuerzas soberanistas -excluye a todos los partidos del 155, es decir, a PSC, PP y Ciudadanos- como con los agentes sociales. De hecho, ha explicado que pretenden hacerse eco de las reivindicaciones de los movimientos sociales para incorporarlas como propuestas durante la próxima legislatura. Los cuperos pondrán el acento tanto en cuestiones socioeconómicas como independentistas.

Las condiciones son las propuestas de programa que han ido desgranando durante la campaña electoral y tienen cuatro ejes: referéndum, amnistía, plan de choque social para recuperar “derechos sociales y económicos” y puesta en marcha de estrategias económico “en clave ecosocial”. Además, también piden una estrategia contra Vox.

Los cuperos celebran el próximo 27 de febrero un Consell Polític ordinario, aunque tampoco servirá para tomar una decisión “determinante” sobre el ciclo político abierto tras las elecciones del 14 de febrero. Servirá para hacer balance de los resultados electorales y abrir un debate sobre cómo afrontar el proceso de negociación con el resto de fuerzas.

En este sentido, una de los elementos importantes será si entra en el futuro Govern de la Generalitat o se queda fuera, como hasta ahora. Los cuperos han alimentado la posibilidad de formar parte del ejecutivo catalán, aunque siguen aún lejos de tomar una decisión clara. En cualquier caso, como ha ocurrido siempre, toda decisión de calado tendrá que pasar por el examen y el voto de las bases electorales.