El Gobierno aprobará mañana el indulto a los presos independentistas

Pedro Sánchez apela a la “concordia” para dar luz verde a la medida de gracia: “Cataluña, catalanas y catalanes, os queremos”

Thumbnail

Pedro Sánchez ha desembarcado hoy en Barcelona para anunciar la aprobación de los indultos a los presos independentistas en el Consejo de Ministros de mañana. El presidente del Gobierno ha expuesto en una conferencia sus explicaciones sobre la medida de gracia, una de las decisiones más difíciles y sensibles que va a tener que tomar durante toda la legislatura, y ha informado sobre su plan para desencallar la crisis política catalana.

El presidente del Gobierno ha apelado a la “concordia” para argumentar la concesión de los indultos y ha llamado a abrir un tiempo nuevo. En este sentido, ha reconocido que no se puede aspirar a cambiar la opinión de los nueve presos ni su voluntad por hacer la independencia, pero sí cree que los independentistas han comprendido que “no hay camino fuera de la Ley” y se da “la circunstancia propicia” en estos momentos: ha defendido que es el “primer paso” para el reencuentro entre la sociedad catalana y española y alcanzar un acuerdo y ha advertido de que el “coste social” de mantener a los políticos en prisión es “alto”.

“Los indultos suponen un primer paso, esto es incuestionable. La pregunta clave, en consecuencia, es, ¿hacía dónde nos lleva este primer paso?”, se ha preguntado. En este punto, ha subrayado en diversas ocasiones su voluntad por plantear un nuevo “proyecto de país” que pasa por la unidad de España y ha lanzado guiños a la sociedad catalana: “Cataluña, catalanes y catalanas, os queremos”, ha concluido su discurso.

Sánchez ha repartido culpas en la situación que atraviesa Cataluña ya que, a su juicio, se ha llegado a este punto tras la “suma incalculable de cálculos errados de todos”. “Estamos ante una realidad que no queremos ninguno pero que hemos hecho entre todos”, ha afirmado.

En este sentido, ha explicado que la “razón principal” para conceder el indulto es la “utilidad pública”: “Sacar a estas 9 personas de la cárcel es un rotundo mensaje de voluntad de convivencia de la democracia española. No es un mensaje a estas nueve personas, se dirige al conjunto de la sociedad catalana y española. De ahí la clara utilidad publica. Es un mensaje a los miles de personas que les apoyaron”, ha añadido.

Asimismo, también se ha dirigido al Poder Judicial y a los contrarios a la medida de gracia. Ha recalcado que es una medida “de carácter excepcional”, “necesaria para un determinado momento”. “Ni revoca ni cuestiona la sentencia. La Ley autoriza al Poder Ejecutivo a tomar esta medida. Estamos en disposición de pedir a todos, los que comparten la medida o no, que reconozcan la legalidad y constitucionalidad de la medida”, ha añadido.

El anuncio de los indultos ha estado rodeado de un momento polémica y de tensión, ya que varios espontáneos que estaban dentro de la sala desde la cual Sánchez estaba pronunciando la conferencia, han gritado “amnistía” y “autodeterminación”. Estas voces han obligado a interrumpir varios segundos al presidente del Gobierno.

La conferencia, titulada “Reencuentro. Un proyecto de futuro para toda España”, ha congregado a unos 300 invitados de la sociedad civil, aunque ha destacado el plantón de toda la Generalitat al completo y del independentismo. Al acto habían sido invitados desde Pere Aragonès a Quim Torra, pasando por Laura Borràs (presidenta del Parlament), Jordi Puigneró (vicepresidente de la Generalitat) o algunos pesos pesados de JxCat, como Elsa Artadi o Aurora Madaula.

Del lado constitucionalista, también han habido notables ausencias, como las asociaciones Impulso Ciudadano, Asamblea por una Escuela Bilingüe o S’Ha Acabat!. Sí ha estado, en cambio, la principal organización partidaria de la unidad de España, Sociedad Civil Catalana. Su presidente, Fernando Sánchez Costa, no obstante, se ha mostrado en contra del indulto.

Sí que ha estado el expresident, José Montilla, así como representantes de distintos sectores sociales y económicos. Entre ellos, han estado el presidente de Foment, Josep Sánchez Llibre, o el presidente del Círculo de Economía, Javier Faus.

En total, los indultos permitirán liberar de prisión a los nueve líderes independentistas, que llevan encarcelados desde el mes de octubre de 2017 por haber organizado el referéndum ilegal del 1-O y haber declarado la independencia de Cataluña el 27 de octubre. Todos están condenados a entre 9 y 13 años por un delito de sedición.

Rechazo independentista a Sánchez

El independentismo ha salido hoy a protestar ante la llegada de Sánchez. Grupos de la órbita de la CUP (Poble Lliures y La Forja) y la ANC y Òmnium han convocado concentraciones delante del Liceu para boicotear el acto. Si bien, poco ruido han conseguido hacer ya que apenas se han congregado un centenar de personas, muy vigiladas por el fuerte despliegue de los Mossos d’Esquadra. La protesta se ha saldado sin incidentes, más allá de los cortes en Las Ramblas.

Si bien, el independentismo radical no se ha limitado a vocear contra Sánchez, también ha cargado contra algunos presos, como Oriol Junqueras. Los manifestantes también han pedido al Govern que materialice la independencia.

Ya en las horas previas, algunos de los beneficiados de la medida de gracia han expresados su lectura: Junqueras ha asegurado que es una muestra de “debilidad” del Estado, mientras que Carles Puigdemont ha afirmado es un “autoindulto” del Gobierno ante la previsión de que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo tumbe la sentencia del “procés”.