La mujer hallada muerta en el Penedès podría ser por violencia machista

Los restos fueron hallados por un vecino en un contenedor de la pequeña localidad barcelonesa

El contenedor en el que se encontraron los restos
El contenedor en el que se encontraron los restos FOTO: Google

Un cadáver fue hallado este viernes en un contenedor del pequeño municipio de La Granada del Penedès (Barcelona), según informaron fuentes municipales.

Una persona encontró los restos humanos en un contenedor situado en la confluencia de la calle de la Estació con la calle Pau Casals del municipio a las 11:30 horas.

Inmediatamente dio el aviso a la policía, que acordonaron la zona y ha rodeado el contenedor con una lona mientras actuaban los especialistas de los Mossos d’Esquadra.

El cuerpo policial de los Mossos d’Esquadra están investigando este caso, pero en un primer momento se desconocían más detalles sobre el caso, y la Policía decretó el secreto de sumario.

Sin embargo, ya hay un detenido, que confesó la localización del cuerpo, y además era su pareja.

Cuando los agentes se desplazaron hasta el lugar de los hechos, pudieron comprobar que lo que decía el hombre era cierto: había un cadáver de una mujer en extrañas circunstancias. Estaba en una bolsa o en una maleta en el contenedor, explica el Punt Avui, dónde también se indica que el cuerpo estaba en muy mal estado y que, posiblemente, lo habían descuartizado.

Esta misma semana, el Juzgado de Violencia sobre la Mujer 1 de Terrassa ha condenado a 24 años de prisión a un hombre por haber matado a su mujer propinándole varias cuchilladas por el cuerpo en julio de 2019 en la localidad.

En la sentencia recogida este jueves la magistrada también le ha prohibido aproximarse a menos de 1000 metros y comunicarse con sus hijos durante 34 años, y le ha condenado a pagar una indemnización de más de 550.000 euros a los familiares de la víctima.

Los hechos sucedieron el 24 de julio de 2019 en el domicilio de la pareja en Terrassa, cuando el acusado y la víctima se encontraban en la cocina, y el hombre, “actuando con la intención de matar” a la mujer, le asestó diversas puñaladas.

La magistrada ha explicado que el acusado apuñaló repetidamente “de forma sorpresiva aprovechando que ella estaba desprevenida” y sin que pudiera pedir ayuda, ya que se encontraban solos en el domicilio.

“El acusado actuó movido por un sentimiento de dominación sobre su esposa y de desprecio a la condición femenina de la víctima, a la que dirigía continuas expresiones menospreciativas y sobre la que ejercía un permanente control en todas las facetas de su vida”, ha manifestado.

Tras el suceso, el acusado acudió a la Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía de la localidad y manifestó a los agentes que había matado a su mujer.

Asimismo, la jueza ha declarado que no ha quedado probado que mientras la pareja estaba desayunando, la mujer le dijera a su marido: “A mí lo que realmente me gustaría es que te tirases desde un puente y te suicidases”, hecho que supuestamente enojó al acusado y provocó el desenlace.

Tampoco ha quedado aprobado que el acusado padeciera desde hacía meses depresión con ansiedad y que cometiera los hechos “con sus facultades volitivas e intelectivas gravemente alteradas como consecuencia de su afectación mental”.