¿Es normal una ola de calor en mayo en Cataluña con casi 35 grados?

El Observatori Fabra indica que ha ocurrido hasta 10 veces desde que se registran estos datos

IMagen de una playa barcelonesa durante una ola de calor
IMagen de una playa barcelonesa durante una ola de calor

Se comenzó a notar a finales del pasado abril, con unas temperaturas, sobre todo por las tardes, casi impropias de primavera, por elevadas. Y parece que mayo está siguiendo la misma tendencia, y más en la segunda mitad de mes, según las previsiones meteorológicas. Se pueden alcanzar temperaturas de hasta 33 grados, algo que a priori parece inaudito en Cataluña por estas fechas, pero al parecer, tampoco es tan excepcional. Los termómetros serán parecidos a los de cualquier junio, tanto en Barcelona como en el resto de Cataluña.

Con la guía siempre fiable del temómetro del Observatori Fabra, en Collserola, se pueden encontrar hasta diez días con más de 30 grados en los meses de mayo barceloneses. El registro más elevado es de 33,4 grados a 31 de mayo del año 2001 , en un final de mes fulminante en cuanto a la temperatura.

Justo poco detrás están los 32,2 grados centígrados de máxima un 14 de mayo de 2015. Cabe destacar que el registro de estos datos en el Observatori Fabra comenzaron en 1913, y por lo visto, la mayoría de récords de calor están registrados en los últimos años, lo que daría sin duda la razón a los favorables a la teoría del cambio climático.

En mayo de 2020 es , de momento, el mes de mayo más cálido registrado nunca en el Observatorio Fabra, con una temperatura de 19,2 grados, superior a la media para el período 1991-2020.

En el caso del aeropuerto del Prat, en cambio, sólo existe un día con más de 30 grados centígrados en mayo, un 24 de mayo de 2011 en los más de 70 años analizados de su base de datos.La máxima más alta registrada en la Villa Olímpica en el quinto mes del año un mes de mayo es de 28,3 grados en 2001.

El mes de mayo es un mes que puede llegar a ser muy caluroso en según que zonas del interior de Cataluña, y se han registrado casos de más de 35 grados. en el que ya se dan numerosos registros superiores a los 30 ºC en muchos lugares del interior, sobre todo en las comarcas de la provincia de Lleida, incluida la capital, cuyo termómetro superará con toda seguridad los 30 grados.

También será habitual contemplar picos de más de 25 grados en el interior de la provincia de Girona. En todo el sector más cercano al mar, sin embargo, las temperaturas no despuntarán tanto y las máximas se moverán entre los 20 y los 25 º grados en el Pirineo.