Agresión sexual

El cónsul del Pakistán dice que lo cesaron para “preservar el prestigio” de su país y que la acusación es falsa

Fue destituido de su cargo en Barcelona después de una acusación de agresión sexual por parte de una empleada

Mirza Salman
Mirza SalmanEuropa Pressfreemarker.core.DefaultToExpression$EmptyStringAndSequenceAndHash@1d2f781d

El hasta ahora cónsul de Pakistán en Barcelona, Mirza Salman Baig, ha negado las acusaciones de presunto acoso sexual contra él por parte de una trabajadora de la oficina consular y ha sostenido que su gobierno lo cesó para evitar un “fiasco diplomático” y preservar el prestigio del país.

En rueda de prensa, ha explicado que Pakistán “se toma muy en serio las acusaciones de acoso sexual” y que este mismo miércoles se reunirá con las autoridades del Ministerio de Asuntos Exteriores en su país para trasladarles su versión de los hechos y defender su inocencia.

Salman Baig fue cesado después de que una trabajadora lo denunciara ante su propio gobierno y ante los juzgados de Barcelona por presunto acoso sexual y presunta agresión sexual continuada, tras abrir una investigación interna.

El cónsul cesado ha puntualizado que la investigación concluyó que él había tenido un comportamiento inadecuado pero no que hubiera cometido acoso contra la trabajadora, que asegura que lo “chantajeó” con denunciarle después de que él tomara la decisión de despedirla.

Sobre si prevé regresar a Barcelona como cónsul, ha dicho que lo ve “difícil, por razones diplomáticas”, aunque no descarta volver como ciudadano ordinario, y ha añadido que está preocupado por las consecuencias del caso sobre su reputación y su familia.

Un año después de expander su imagen más solidaria, con su apoyo a la familia de las dos hermanas asesinadas en su país natal, el cónsul general del Pakistán en Barcelona ha mostrado el reverso de su persona. Mirza Salman Baig, ha sido cesado de su cargo por acoso sexual.

A la espera de más interrogatorios, policiales y judiciales, Salman ha sido apartado del cargo por su gobierno tras presuntamente acosar de forma sexual a una empleada de la oficina consular. La víctima explicó el caso al embajador del Pakistán en España y más tarde lo denunció ante la justicia española. Se le acusa de un delito de acoso sexual en el ámbito laboral, un delito de acoso sexual con violencia y otro delito de agresión sexual continuado.

Según el cónsul, se trata de una denuncia, al recordar que la denuncia se presentó 9 días después del despido de ella. La denunciante explica que el ex consul le acosaba a través de mensajes en las redes sociales y en una ocasión intentó forzarla en un hotel.