Descubren una potente señal de radio de otra galaxia que se repite cada 16 días

Durante cuatro días escupe una ráfaga o dos cada hora y se acalla en los doce días siguientes

Un grupo de astrónomos de la Universidad de Cornwell en colaboración con Experimento Canadiense de Cartografía de la Intensidad del Hidrógeno (CHIME) ha descubierto una potente señal de radio de otra galaxia que se repite de forma regular cada 16 días.

Esta FRB, ráfaga de radio rápida, ha sido la primera encontrada por los astrónomos que se repite en un ciclo regular siguiendo un patrón, según explica Science Alert. Estas señales son impredecibles, y hasta ahora, las que se habían descubierto no seguían ningún patrón, lo que las hacía difíciles de estudiar ya que no tenían ninguna frecuencia.

Esta ráfaga ha sido denominada como FRB 180916.J0158 + 65, y cada 16,35 días sigue un patrón similar. Durante cuatro días, escupe un ráfaga o dos cada hora, después se acalla durante doce días, y se vuelve a repetir el mismo patrón. “El descubrimiento de esta periodicidad de 16.35 días en una fuente de FRB repetida es una pista importante de la naturaleza de este objeto”, escribieron los investigadores en su artículo.

Esta frecuencia podría ser el período orbital, con el objeto FRB solo frente a la Tierra durante una cierta parte de la órbita. Tampoco se puede descartar que la fuente sea un objeto único y solitario, aunque los investigadores señalan que esta explicación es un poco más difícil de relacionar con los datos.

FRB 180916.J0158 + 65 es una de las pocas ráfagas de otra galaxia, que se encuentra a 500 millones de años luz de distancia, en una región de formación estelar. Por tanto, es probable un agujero negro, aunque de masa estelar. Se debería entonces seguir mirando a esta FRB al mismo tiempo que se observe si se puede detectar la periodicidad en otras ráfagas.

Los FRB son uno de los misterios más integrantes de la astrofísica. Fueron vistos por primera vez en 2007 y aparecen por todo el cielo, pero no se sabe la causa. La mayoría de ellos explosionan una vez y nunca más se les vuelve a detectar, lo que hace la dificultad de observarlos. Algunos escupen bengalas de radio repetidas, pero de manera impredecible. A día de hoy, no se conoce todavía una explicación. Los astrónomos observaron este ciclo durante un total de 409 días.

Hasta la fecha, se han observado más de 60 FRB. En 2015, se encontró por única vez repeticiones de una serie fuente en un descubrimiento realizado por el radiotelescopio de Arecibo en Puerto Rico.