Bienestar

Ciencia

¿Es posible aumentar la inteligencia? Descubre cómo entrenarla

Existen varios métodos respaldados por la ciencia para mejorar la inteligencia

Es importante conocer los signos de alarma que pueden llevar a pensar que hay un problema de neurodesarrollo infantil.
investigaciones recientes sugieren que modificar nuestra microbiota intestinal podría mejorar nuestras habilidades cognitivasDreamstimeDreamstime

La inteligencia humana, un enigma que ha deslumbrado, fascinado y desconcertado a la humanidad durante siglos, continúa siendo un terreno abundante para el debate y estudio. En el lenguaje común, la concebimos como un conjunto de aptitudes cognitivas que nos permiten adaptarnos a nuestro entorno, enfrentar desafíos, resolver problemas y navegar por el mundo. Pero, ¿qué es realmente la inteligencia y cómo podemos potenciarla, mejorarla y desarrollarla al máximo?

Los científicos aseguran que la lactancia tiene amplias repercusiones en la inteligencia de los niños
Los científicos aseguran que la lactancia tiene amplias repercusiones en la inteligencia de los niñosFreepik

Existen diversas teorías que intentan desentrañar el misterio de la mente humana. Algunas de estas teorías la conceptualizan como una capacidad única, inmutable y genéticamente determinada, medible a través de pruebas estandarizadas y cuantificables. Sin embargo, otras corrientes y escuelas de pensamiento sostienen que la inteligencia es un conjunto de habilidades diversas, múltiples y variadas que pueden no estar interrelacionadas ni ser dependientes entre sí.

Un claro ejemplo de esto se encuentra en aquellas personas que destacan en áreas específicas de habilidad, como la música o el arte, pero pueden tener un razonamiento lógico o habilidades matemáticas más limitadas. Una de estas teorías es la Teoría de las Inteligencias Múltiples, propuesta por el psicólogo Howard Gardner, que sugiere que la inteligencia no es una habilidad única y monolítica, sino un conjunto de categorías independientes y distintas.

En cualquiera de los casos, y ya sea que exista realmente una o muchas inteligencias… la pregunta última siempre será si hay algún método o estrategia que podamos seguir para potenciar nuestras habilidades cognitivas. Y lo cierto es que la comunidad científica sí que ha llegado a algunos consensos a este respecto:

¿Cómo podemos mejorar nuestra inteligencia?

La investigación científica ha respaldado la idea de que la mejora de la inteligencia no se limita a la educación formal y académica. Se trata de un conjunto de prácticas, estrategias, hábitos saludables y estilos de vida que enriquecen nuestra capacidad cognitiva y, en última instancia, nuestro bienestar general y nuestra calidad de vida. Entre ellos se pueden destacar:

Meditación

Practicar la meditación y las técnicas de consciencia plena puede ayudar a lograr un estado mental de calma. Esta relajación genera beneficios para incrementar nuestra inteligencia, como mejorar la capacidad de atención y concentración, incrementar la memoria, y aumentar la actividad de ciertas regiones de la corteza cerebral.

Ejercicio mental

Nuestro cerebro necesita ejercicio regular para funcionar de manera óptima. Realizar actividades como montar rompecabezas, resolver sudokus o juegos de palabras puede mantener nuestro cerebro en forma. Además, ejercicios matemáticos o geométricos son muy beneficiosos.

Darle un descanso a nuestro cerebro

Cuando dormimos, nuestro cerebro estructura y da forma a todos los estímulos, ideas y emociones que nos han sucedido durante el día. Dormir adecuadamente ayuda a aumentar las funciones cognitivas y cerebrales, así como la capacidad de concentración. Se recomienda descansar alrededor de 8 horas diarias.

Los ejercicios mentales como los crucigramas son una herramienta perfecta para entrenar nuestro cerebro
Los ejercicios mentales como los crucigramas son una herramienta perfecta para entrenar nuestro cerebrolarazonfreemarker.core.DefaultToExpression$EmptyStringAndSequenceAndHash@1ca0c1f9

Ejercicio físico

La realización de ejercicio físico de manera moderada y regular es un componente fundamental para mantener una salud mental óptima. Hacer ejercicio libera endorfinas, también conocidas como las hormonas de la felicidad, que ayudan a reducir el estrés y la ansiedad. Ya sea practicando yoga, corriendo, nadando o simplemente caminando, es importante encontrar una actividad que disfrutes para mantener una rutina de ejercicio regular.

Cuidar nuestra microbiota

Esto es esencial para potenciar nuestras habilidades cognitivas y de aprendizaje, ya que investigaciones recientes sugieren que modificar nuestra microbiota intestinal podría tener un impacto positivo en estas áreas. Nuestra dieta juega un papel crucial en este aspecto, por lo que se recomienda mantener una dieta diversa y balanceada, rica en frutas y verduras para mantener un microbioma diverso, consumir alimentos probióticos y prebióticos para fomentar el crecimiento de bacterias beneficiosas, evitar el uso excesivo de antibióticos que pueden perturbar el equilibrio de la microbiota intestinal y mantenerse hidratado, ya que el agua es esencial para la salud del tracto digestivo.