Exploración Espacial

Llega la primera estación espacial privada

Sería una alternativa a la Estación Espacial Internacional y un punto de partida para el turismo espacial.

Haven-1 Vast
Vista del módulo Haven-1, de VastVastVast

La NASA ya lleva varios años buscando puestos avanzados privados para construir sobre el legado de la Estación Espacial Internacional, un proyecto que ya tiene los días contados y en menos de una década desaparecerá de los cielos. Con esto en mente se ha hecho pública la que será la primera estación espacial privada: Haven-1.

Detrás de este proyecto está la startup Vast Space que planea llevar su puesto de avanzada Haven-1 a bordo de un cohete SpaceX Falcon 9 en agosto de 2025 aproximadamente según se ha anunciado en un comunicado. Esa misión inicial será seguida en rápida sucesión por Vast-1, una excursión de cuatro personas a la nueva estación que podría durar hasta 30 días. Vast-1 también se lanzará sobre un Falcon 9, y sus astronautas viajarán en una cápsula SpaceX Dragon.

De acuerdo con el comunicado, el CEO de Vast, Jed McCaleb aseguro que “estamos agradecidos con SpaceX por esta emocionante asociación que representa los primeros pasos en la visión a largo plazo de Vast de lanzar estaciones espaciales de gravedad artificial mucho más grandes en la órbita terrestre y más allá". Eventualmente, la compañía tiene como objetivo operar una "estación espacial giratoria de gravedad artificial de varios módulos de 100 metros de largo lanzada por el ya célebre sistema de transporte Starship de SpaceX.

 

La compañía ya ha comenzado a recibir reservas para el vuelo de Vast-1 y, aunque el precio aún no se ha hecho público, la especulación es que no estarán por debajo de los 2 millones de euros teniendo en cuenta lo que ha costado llevar a los primetos turistas al espacio. SpaceX proporcionará entrenamiento de astronautas, trajes espaciales y otros servicios similares para la misión, como lo hizo con Ax-1, un vuelo privado a la Estación Espacial Internacional (ISS) en abril de 2022. De hecho se les enseñará a realizar las manobras de acoplamiento con las naves Starship solo en caso de emergencia. La nueva estación espacial podrá ser habitada hasta durante 30 días sin necesidad de reaprovisionamiento, tendrá internet a bordo y un gran ventanal para que los turistas disfruten de las vistas.

Haven-1, que eventualmente se incorporará como un módulo en una estación espacial más grande si todo va según lo planeado, es uno de varios puestos de avanzada privados actualmente en proceso. Por ejemplo, Axiom Space (la empresa que llevó a los turistas espaciales a la ISS) planea lanzar varios módulos en los próximos años. Este complejo luego se separará y se convertirá en un puesto avanzado de vuelo libre. Y a fines de 2021, la NASA otorgó un total de $ 415 millones a tres equipos privados liderados por Blue Origin, Nanoracks y Northrop Grumman. La agencia espacial quiere que al menos una estación comercial esté en funcionamiento en órbita terrestre baja antes de que la ISS se retire a fines de 2030.

Estos avances demuestran el interés que hay en el espacio y al mismo tiempola inversión de empresas privadas que saben que la ciencia necesaria para el viaje y los experimentos que se puedan hacer en estos módulos, traerán aún más riquezas.