PP y Cs cierran el debate sobre una posible coalición, «quedan tres años de legislatura»

Desde Alicante, tanto el presidente de la Diputación como el alcalde insisten en la necesidad de trabajar para consolidar y ampliar el pacto que ya mantienen con Ciudadanos

El presidente de la Diputación de Alicante, Carlos Mazón, junto a l alcalde de Alicante, Luis Barcala, en una imagen de archivo
El presidente de la Diputación de Alicante, Carlos Mazón, junto a l alcalde de Alicante, Luis Barcala, en una imagen de archivo

No hay nada sobre la mesa. Ni PP ni Ciudadanos quieren hablar ahora de coaliciones electorales en la Comunitat Valenciana cuando todavía quedan, «si nada lo remedia», tres años para una nueva convocatoria electoral.

La crisis generada en el PP tras el pacto alcanzado en el País Vasco con Ciudadanos ha hecho inevitable que se mire hacia otros territorios y el presidente de la Diputación de Alicante, Carlos Mazón, y el alcalde de Alicante, Luis Barcala, han contribuido al debate. Los populares han mantenido estas instituciones gracias al apoyo de Ciudadanos y por eso, apuntan desde el PP, defienden que se trata de un acuerdo viable y que además, funciona.

Barcala volvió a defender ayer el pacto y remarcó su apoyo a la decisión tomada desde la dirección nacional. Mazón fue más allá y aseguró que se trata de una demanda del electorado. «Soy un clarísimo partidario de esta idea para poder multiplicarnos» y no descartó que sea una fórmula a la que haya que llegar para las próximas elecciones autonómicas y locales. Sin embargo, ni desde la dirección del PP ni desde la de Ciudadanos se quiere abrir ahora ese debate.

Los populares admiten que la sintonía es mucho mayor desde que Toni Cantó ha asumido el liderazgo. En impuestos, en educación, en el nacionalismo... Son todo asuntos en los que ambos partidos van a la par. El último ejemplo, se produjo la semana pasada, cuando rechazaron el «pin parental» de Vox. Lo mismo ocurrirá cuando se produzca el debate sobre la Ley de Función Pública en Les Corts y que incluye el requisito lingüístico.

«El debate es importante y debe hacerse de manera pausada, pensando a largo plazo», apuntan desde el PP, donde añaden que hay que esperar a cómo sale Cs de su proceso congresual.

Desde la formación naranja defienden que los 18 diputados que tienen en Les Corts les legitima para construir un proyecto propio y aunque admiten que están de acuerdo con el PP más liberal y de centro, recuerdan que en otros muchos debates, como la eutanasia están todavía muy lejos.