El plan de Marzà para el próximo curso divide a los sindicatos

ANPE rechaza la propuesta porque no concreta cómo se organizarán las clases en septiembre, CCOO confirma su apoyo y CSIF estudia el documento

Rp Pleno del Consell
GRAFCVA6293. VALENCIA, 26/06/2020.-El conseller de Educación, Vicent Marzà, durante la rueda de prensa posterior al Pleno del Consell de este viernes. EFE/ Ana EscobarAna EscobarEFE

No ha habido quorum. El plan de la Conselleria de Educación para pactar la vuelta al curso no ha obtenido el respaldo unánime de los sindicatos. ANPE y CSIF adelantaron la semana pasada su rechazo a este documento presentado la pasada semana alegando, entre otras cuestiones, que falta concreción.

El primero en confirmar su voto en contra ha sido ANPE. Argumenta que la Conselleria no ha incluido en el texto del acuerdo ninguna propuesta respecto de la organización y desarrollo del curso próximo, ni las ha negociado en Mesa Sectorial, ni tampoco ha respondido a las enviadas por ANPE el pasado día 10 de junio.

El segundo sindicato con mayor representación en la Comunitat Valenciana, ha argumentado que no puede firmar un acuerdo que niega la negociación de las propuestas de organización y desarrollo para el próximo curso, que pospone promesas incumplidas a un futuro incierto, que no ofrece las garantías de dotación de los recursos y personal necesarios para mantener la equidad y calidad educativa y que está condicionado a la futura disponibilidad presupuestaria.

Respecto del horario del profesorado, pretende aplazar hasta el curso 2021‐2022 las 18 horas lectivas del profesorado de Secundaria y reducir a 23 horas las del profesorado de Educación Infantil, Primaria y Educación Especial también para el curso 2021‐2022. Por otro lado, recoge la reducción de una hora de la jornada lectiva para tareas de coordinación, para el que imparta ámbitos en 1º de ESO. «Se está incumpliendo el acuerdo ya negociado en Mesa Sectorial en mayo del año pasado. En estas circunstancias necesitamos más que nunca la reducción de horas lectivas».

CSIF comunicará su decisión mañana viernes, tras consultarlo con los órganos de Educación.

Por su parte, CCOO sí ha mostrado su voluntad a firmar el acuerdo. Considera que la reducción de horas lectivas prometidas es positiva, así como el aumento de mil docentes de cara al próximo curso. Por lo que respecta a las medidas concretas para la vuelta en septiembre, solicitan que las instrucciones avancen lo más rápido posible.

El resto de organizaciones sindicales STEPV y UGT han confirmado su intención de firmar este lunes el acuerdo, según han asegurado fuentes en la reunión.

En cualquier caso, las instrucciones específicas sobre el próximo curso están aún por concretar y deberán negociarse en la Mesa Sectorial.