Desmantelada una asociación de consumidores de cannabis constituida para traficar durante el estado de alarma

También se intervino en el domicilio particular de la gerente

La Guardia Civil ha detenido en Almoradí (Alicante) a cuatro personas, tres hombres y una mujer, como presuntos autores de un delito de tráfico de drogas. En la operación se ha logrado desmantelar dos puntos de venta de droga: uno en un domicilio particular y otro en un local de consumidores de cannabis, que estaban activos desde el mes de abril.

A mediados del mes de abril, agentes del Área de Investigación de la Guardia Civil de Almoradí (Alicante) tuvieron conocimiento de que, en una vivienda del municipio, se estaba dando un elevado trasiego de personas, incompatible con las restricciones derivadas del estado de alarma existente en esas fechas.

Iniciadas las vigilancias oportunas, se averiguó que la pareja que allí vivía, solía bajar a la calle -incumpliendo las restricciones- con la intención de mantener entrevistas fugaces, con varias personas, que derivaban en un intercambio de sustancias estupefacientes.

Tras concluir el estado de alarma, las pesquisas continuaron y se supo que la mujer, además, frecuentaba con asiduidad una asociación de consumidores de cannabis, de la que era regente junto a otras dos personas, y en la que también suministraban droga a los clientes.

Una vez obtenidos los indicios necesarios, se procedió a la fase de explotación de la operación, los pasados días 22 y 23 de julio, bajo la supervisión de la titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Orihuela.

En los respectivos registros, de la vivienda y de la sede de la asociación, se intervinieron 43 comprimidos de éxtasis, 15 gramos de cristal, 200 gramos de hachís, 1 kilo de cogollos de marihuana, 15 gramos de resina de hachís, 1 gramo de éxtasis en polvo y una dosis de cocaína; así como 3.000 euros en efectivo, cuatro balanzas de precisión y varios cientos de bolsitas individuales para el transporte de las sustancias.

Los detenidos, un total de cuatro personas –dos hombres españoles (28, 23), un uruguayo (26) y una mujer española (27)- fueron puestos a disposición judicial, por un presunto delito de tráfico de drogas, y quedaron en libertad con cargos.

Con esta actuación de la Guardia Civil se han logrado desmantelar dos focos de venta de sustancias estupefacientes, uno en una vivienda particular y el otro en el local destinado a la asociación de consumidores de cannabis, que ha quedado precintado.