Una anciana de 98 años espera en Valencia hasta 22 meses para recibir la valoración de la dependencia

El PP denuncia que el Síndic de Greuges ha abierto una queja por el bloqueo de los Servicios Sociales de la ciudad

Primer aniversario del Centro Mundial de València para la Alimentación Urbana Sostenible
El alcalde de València, Joan Ribó, en una fotografía de archivoManuel BruqueEFE

El Sindíc de Greuges ha abierto una queja por “el alarmante bloqueo de los Servicios Sociales del Ayuntamiento de Valencia”, que ha provocado casos como que una persona de 98 años tenga que esperar hasta 22 meses para ser valorada y acceder a las ayudas por la dependencia.

Además, el Síndic alerta de que los Servicios Sociales Municipales están dando cita para atender a personas y familias que necesitan una ayuda inmediata urgente más allá del 23 de diciembre de este año.

La portavoz del PP en el Ayuntamiento de Valencia, María José Catalá, ha advertido de que, según un informe de la delegación de Bienestar Social, en tan sólo un mes la lista de espera para valorar la dependencia sube en 151 expedientes en Valencia.

Insiste en la necesidad de un plan de choque con más recursos y personal para atender esta situación: “Estamos en plena crisis económica y social, el Covi-19 está provocando situaciones muy dramáticas y no podemos permitir que haya gente esperando a que el ayuntamiento resuelva”

Catalá destaca que “los datos alarmantes que conocemos sobre la situación de la dependencia y la Renta Valenciana de Inclusión, nos confirman la falacia de las promesas del alcalde la ciudad, Joan Ribó y de la vicepresidenta Mónica Oltra de que venían a salvar a las personas”. 

En el contexto actual, “la atención social a las personas más vulnerables, debería ser una prioridad de todos los gobiernos, pero lamentablemente vemos que no es así”.