El gobierno de Valencia y la oposición acuerdan el modelo de ciudad para 2030

Vox ha votado en contra

El alcalde de València, Joan Ribó,
El alcalde de València, Joan Ribó,AYUNTAMIENTO DE VALÈNCIA AYUNTAMIENTO DE VALÈNCIA

El equipo de Gobierno de Valencia, Compromís y PSPV-PSOE, con el apoyo de PP y Ciudadanos (Cs) -Vox ha votado en contra- ha acordado el modelo de ciudad con el horizonte en el año 2030 reflejadas en el Marco Estratégico, que definirá las directrices y las pautas de desarrollo de la ciudad sobre los ejes de sostenibilidad, salud y prosperidad.

El alcalde, Joan Ribó, ha manifestado que el objetivo es “conseguir una Valencia plenamente saludable, sostenible, con una economía productiva diversa que prime la innovación y las nuevas tecnologías. Tenemos un proyecto de ciudad y quiero abrirlo a toda la ciudadanía”, ha informado el Consistorio en un comunicado.

Tras la reunión de la Junta de Portavoces que ha dado luz verde al documento, Ribó ha explicado que el Ayuntamiento de Valencia “está trabajando por unos consensos que nos permiten avanzar como sociedad a medio y largo plazo: planificar la dirección hacia donde queremos caminar en un proceso que involucre a toda la ciudadanía”.

“Por eso –ha añadido- quiero agradecer el trabajo que los grupos municipales, de gobierno y de la oposición, han hecho conjuntamente para llegar a ese consenso previo”.

El Marco Estratégico de València 2030 define la proyección de la ciudad en función de seis miradas, que constituyen “un punto de partida abierto para repensar y perfilar colectivamente qué València queremos para 2030”, como establece el texto.

Estas “miradas” se elaboran a partir de una serie de retos identificados con la función de “orientar la definición de las Missions, líneas y objetivos estratégicos; y se definen como Ciudad Saludable, Sostenible, Próspera y emprendedora, Compartida, Creativa, y Mediterránea”.

El documento se ha elaborado desde el carácter de València de ciudad mediterránea, para definir “un modelo propio en consenso con los grupos del gobierno y la oposición, y toda la sociedad en su conjunto”, en palabras del alcalde.

El Marco se asienta en siete principios orientadores; recoge dos referentes, los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y la Agenda Urbana; parte del contexto excepcional de la pandemia de covid‐19; y establece seis “miradas”, doce líneas estratégicas con 48 objetivos y seis “Missions” para transformar la ciudad y orientar la innovación.

Además, cuenta con un sistema integral de indicadores, y en el centro de toda la acción, como pieza fundamental se sitúan a las personas.

El portavoz del grupo municipal Compromís, Carlos Galiana, ha destacado “el apoyo absolutamente mayoritario” a la propuesta, lo que “demuestra” que son un gobierno “con una mirada larga hacia el futuro y que sabe negociar, dialogar y generar consenso”.

La portavoz del grupo municipal PSPV-PSOE, Sandra Gómez, ha destacado la importancia de “demostrar altura política en los momentos importantes”, y ha subrayado que “una vez más, los grupos políticos municipales, a excepción de la extrema derecha, llegamos a un acuerdo para diseñar la València de futuro”.

La portavoz del grupo municipal popular, María José Catalá, ha asegurado que es necesario “un plan estratégico de ciudad y abordar temas tan importantes como la mejora de respuesta ante la pandemia, un modelo de fiscalidad que ayude a la implantación de empresas y generación de empleo, la preservación de muestro parque natural de l’Albufera, una movilidad dialogada con todos los agentes implicados o el impulso de infraestructuras para la ciudad”.

El portavoz del grupo municipal Ciudadanos, Fernando Giner, lo ha calificado como “un buen plan de futuro”, y ha coincidido en que “hay que proyectar la ciudad más allá de un mandato”.

El documento se llevará a la sesión del Pleno Municipal del próximo jueves para su aprobación inicial y después, se abrirá un proceso abierto de diálogo y colaboración con toda la sociedad.

Este pivotará alrededor de dos fases, la primera, un proceso de participación abierto y plural alrededor de las seis Miradas de ciudad definidas, que revisará y validará el Marco Estratégico, el cual volverá al Pleno Municipal para su aprobación definitiva en un plazo de unos seis meses.

En segundo lugar, la puesta en marcha de Grupos de Trabajos que profundizarán en los diagnósticos de cada una de las líneas estratégicas, analizarán los temas críticos, definirán la hoja de ruta a seguir, perfilarán la definición de programas de actuación, e impulsarán los proyectos vinculados a cada línea estratégica.

Estos grupos contarán con la participación de representantes de la administración pública, el sector privado, la sociedad civil, las universidades‐centros de investigación, y los medios de comunicación.