16 detenidos por el ataque homófobo en Alicante

Las investigaciones apuntan a que la agresión pudo haber sido premeditada y planificada

El último detenido, un joven de 30 años y originario de Colombia, fue localizado el pasado viernes en la prisión de Fontcalent (Alicante)
El último detenido, un joven de 30 años y originario de Colombia, fue localizado el pasado viernes en la prisión de Fontcalent (Alicante)PN

La investigación sobre la agresión homófoba sufrida por un hombre de 43 años en febrero pasado en Alicante ha permitido una nueva detención, con lo que se elevan a dieciséis los arrestados por este caso, nueve de ellos menores de edad, según han confirmado este lunes a Efe fuentes de la Policía Nacional.

El último detenido, un joven de 30 años y originario de Colombia, fue localizado el pasado viernes en la prisión de Fontcalent (Alicante), donde estaba encarcelado por una agresión a una persona a mediados de abril para robarle la bandolera que portaba.

En este robo supuestamente participó otro de los presuntos implicados en el ataque homófobo de febrero, un joven de 20 años, quien estaba en prisión preventiva en la cárcel de Villena (Alicante) por la sustracción con violencia de abril.

Durante este lunes se han celebrado dos concentraciones en la capital alicantina en repulsa por la agresión homófoba, una de ellas esta mañana ante las puertas del Ayuntamiento y la otra por la tarde en la plaza de la Montañeta, frente a la sede de la Subdelegación del Gobierno.

Esta última ha sido convocada por el colectivo Diversitat, que exige, entre otras reivindicaciones, que se apruebe la Ley LGTBI estatal que garantice los derechos de todas las personas y pide a los partidos político “un cordón sanitario contra el discurso de odio”.

”La polarización del discurso político de los últimos años ha vertebrado toda una estrategia social en contra de la diversidad sexual y familiar, que perpetúa el odio y recala en agresiones cada vez más sonoras en contra del colectivo LGTBI”, ha manifestado esta entidad.

El ataque homófobo se produjo el pasado 14 de febrero, cuando la víctima estaba en una zona de pinos del Parque Tossal de Alicante con otros dos amigos.

Los tres fueron acorralados por al menos quince personas que les insultaron con expresiones como “maricones”, “hijos de puta”, “os vamos a matar” o “iros de aquí”, según fuentes policiales.

Dos de los increpados pudieron huir, pero el tercero no lo logró. Fue perseguido y alcanzado por los atacantes, que le derribaron y, una vez en el suelo, le agredieron brutalmente con patadas y puñetazos en el rostro y en el resto del cuerpo, llegando incluso a utilizar un palo de madera.

Además, los agresores trataron de sustraerle el móvil y sus pertenencias, aunque no lo consiguieron debido a la resistencia de la víctima, quien sufrió fracturas del tabique nasal, de un pómulo y del fémur, teniendo que ser operado de urgencia hasta en dos ocasiones. Según fuentes policiales, está a la espera de una tercera intervención quirúrgica.

Las investigaciones apuntan a que la agresión pudo haber sido premeditada y planificada.