Una borrasca fría marcará el tiempo en la semana de Fallas

La incertidumbre crece a partir del próximo miércoles

Una borrasca con posibles chubascos puede complicar el tiempo en la semana de Fallas
Una borrasca con posibles chubascos puede complicar el tiempo en la semana de Fallas FOTO: EUROPA PRESS EUROPA PRESS

El tiempo durante la semana fallera estará marcado por el movimiento de una borrasca fría que se descolgará el lunes, con lluvias débiles y rachas fuertes de viento, y aunque el martes se abrirán claros, entre el miércoles y el viernes se mantendrá el cielo nuboso y con chubascos.

Así lo ha asegurado a EFE el jefe del servicio de Climatología de la Agencia Estatal de Meteorología en la Comunitat Valenciana, José Ángel Núñez, quien ha indicado que la probabilidad de precipitación el sábado 19 de marzo, día de la Cremà, “se reduciría” aunque quedaría “un ambiente frío y desapacible”.

Según Núñez, tras registrar la tarde-noche de este viernes un frente de poniente que dejará precipitaciones de forma generalizada, el fin de semana del 12 y 13 será tranquilo.

El sábado girará el viento a poniente y será seguramente el día más cálido de la semana de Fallas, con temperaturas a mediodía que superarán los 20 grados en el litoral.

El domingo sigue el tiempo tranquilo, aunque cesará el poniente y las temperaturas serán más bajas que el sábado y también habrá más nubosidad de tipo medio y alto.

Los cambios se producen el lunes, 14 de marzo, cuando una borrasca fría se va a descolgar y quedará aislada en el suroeste de la Península, según el experto de Aemet, que añade que el movimiento de esa borrasca fría “determinará el tiempo durante toda la semana de Fallas”.

Aunque señala que aún hay “grandes incertidumbres” sobre el movimiento de la borrasca, especialmente a partir del miércoles, indica que con los datos de los que se disponen, el tiempo estará “muy nuboso e inseguro en cuanto a lluvia el lunes, cuando la borrasca comienza a descolgarse por el oeste de la Península y sobre la Comunitat comienza a configurarse un flujo de viento de levante”.

Añade que no serán lluvias muy importantes en el litoral ni persistentes el lunes, sino más bien débiles y discontinuas, pero sí que comenzará a acelerarse el viento del este y sureste, con rachas ocasionalmente fuertes, y así se mantendrá el viento al menos hasta el miércoles.

Según explica, el viento del sureste no suele ser tan fuerte como los ponientes, pero sí que es más persistente y suele soplar tanto de día como de noche y afecta más a los barrios marítimos y zonas abiertas expuestas al viento de levante.

El martes, cuya madrugada se celebra la plantà de las fallas, la borrasca se desplaza más al sur y, aunque se mantendrá el viento fuerte, se prevé un día con apertura de claros, menos nubosidad y baja la probabilidad de precipitación, que en caso de producirse ese día serían muy débiles.

A partir del miércoles “aumentan mucho las incertidumbres”, ya que la borrasca se acerca a la Península, lo que puede dar lugar a que entre el miércoles y el viernes -el jueves y el viernes se celebra la Ofrenda- se mantengan los cielos muy nubosos, con precipitaciones que pueden ser en forma de chubascos.

La borrasca tiende a rellenarse sobre la Península el viernes 18, con lo que, con los datos de lo que se disponen este viernes, la probabilidad de precipitación el día de San José se reduciría, aunque quedaría un ambiente frío y desapacible.

Núñez recuerda que en lo que habrían sido las Fallas de 2021, suspendidas por la pandemia y aplazadas a septiembre, aquella semana del 12 al 19 de marzo fue muy fría, sobre todo a causa de las temperaturas tan bajas los días 18 y 19, ya que la segunda semana empezó con un ambiente cálido.

De hecho, los días finales de las “no-Fallas” de 2021 llegó a nevar a una cota que bajó hasta los 300 metros durante la tarde del día 18 en el norte de Alicante y sur de Valencia, y en la ciudad de València llegaron a registrarse precipitaciones de 22,4 l/m2, el segundo día con más lluvia acumulada en una semana fallera desde 1938.