El Ayuntamiento de Valencia ahoga a los centros de educación infantil, les debe tres millones de euros

El PP asegura que hay más de 5.000 familias afectadas por estas deudas

El PP exige al alcalde de Valencia, Joan Ribó, que pague el cheque escolar y la beca comedor
El PP exige al alcalde de Valencia, Joan Ribó, que pague el cheque escolar y la beca comedor FOTO: Juan Carlos Cárdenas EFE

El Ayuntamiento de València lleva desde 2021 sin pagar el cheque escolar y la beca comedor de guarderías a más de 5.000 familias, lo que supone acumular ya una deuda que alcanza los 3 millones de euros. Estos impagos se suman a los de la Conselleria de Educación que todavía no ha pagado el bono escolar del mes de abril, por lo que en muchas ocasiones estas pymes se ven obligadas a pedir créditos para hacer frente a los gastos. Otras, no obstante, no tienen más remedio que pedir a las familias que adelanten el dinero hasta que ellos cobren.

La concejala del PP Julia Climent ha explicado que el equipo de gobierno municipal ya dejó a más del 20 por ciento de los demandantes de cheque escolar sin ayuda: “Se presentaron 7.286 solicitudes y solo fueron beneficiarias 5.743 familias, dejando fuera al 21 por ciento de la familias demandantes”.

Respecto a las ayudas de comedor, ha apuntado que se presentaron 4.117 solicitudes, “pero sólo han sido beneficiadas 2.403 familias, quedando el 58 por ciento sin dicha ayuda”.

Climent ha exigido celeridad y previsión para pagar en tiempo y forma esta deuda, y ha añadido que “muchos centros infantiles llevan adelantando a las familias, y financiando a la administración, dichas ayudas desde hace seis meses, lo que les está llevando a una situación económica insostenible a dichas guarderías, que incluso, en muchos casos, llegan al extremo de no poder hacer frente a los pagos de nóminas del personal y a los gastos de funcionamiento”.

El PP además ha vuelto a insistir en la necesidad de la gratuidad de la escolarización para todos los niños de 0 a 3 años tanto en la red pública como privada. “Todos los años se queda fuera un 20 por ciento de las familias demandantes de ayudas y becas”, ha señalado Climent.