Colomer cree que la tasa turística hará más competitiva la oferta de alojamientos que opera en la economía sumergida

Pide una reflexión a Les Corts porque rectificar “es de sabios y de demócratas”

El secretario autonómico de Turisme, Francesc Colomer, comparece en Les Corts para informar sobre la posibilidad de aplicar la tasa turística
El secretario autonómico de Turisme, Francesc Colomer, comparece en Les Corts para informar sobre la posibilidad de aplicar la tasa turística FOTO: Kai FORSTERLING EFE

El secretario autonómica de Turismo, Francesc Colomer, ha dicho esta mañana en Les Corts que “solo el 44 por ciento de los alojamientos turísticos pagarán la tasa turística. Es una tasa que nace sin puntería. Por qué no dirigimos a hacer aflorar la economía sumergida. Apuntemos a aquellos que no pagan nada y que serán más competitivos porque seguirán sin pagarlo”. Colomer ha expresado que “quien saqueó el alma de la ciudad, creó malestar vecinal y generó fantasmas fue la oferta clandestina” en alusión a las viviendas turísticas”.

Colomer, que ha comparecido en Les Corts a petición de PP, PSPV, Vox y Ciudadanos, para explicar su postura respecto a la tasa turística, se ha manifestado claramente en contra y ha dicho, parafraseando a Silvio Rodríguez que “‘ójala pase algo que te borre de pronto’ que nos haga rectificar”. Y ha manifestado “una opinión claramente contraria, sigo pensando que es un error. Son muchos años causando malestar y frustración de una manera infructuosa en el sector, con el planeamiento constante de un impuesto”.

El secretario autonómico de Turismo ha dicho que “el Parlamento tiene la gran oportunidad de pensar valorar y rectificar. Rectificar es de sabios y de demócratas. Hacer cosas claramente opuestas al sector está fuera de los parámetros de la gobernanza que teníamos establecidas por ley y esto está en esta proposición de ley”.

Ha reflexionada sobre que “después de la pandemia, con una Generalitat y un gobierno de la nación que está rebajando la tasas, paralelamente, el Parlamento valenciano construye una nueva tasa”.

Ha explicado que durante la pandemia se produjo “la tormenta perfecta” por la contracción simultanea de la oferta y la demanda. “Todo cerrado y todos errados”. Y que “en el turismo no hay estocaje. La temporada que se pierde no vuelve. Este sector no debería estar en la diana fiscal de nadie”.

Ha destacado que durante la sexta ola surge la proposición de esta tasa, y se registra en tiempo de guerra, cuando el sector estaba en la revisión del convenio y con la congelación de los precios del Imserso.

Colomer ha enfatizado que “rectificar es fortaleza. En seis meses el mundo ha continuado cambiando y a lo mejor para mal. No por más presión fiscal se acaba recaudando más. Hay un punto de la curva en la que dejas de ser competitivo”.

¿Y los aviones?

Colomer ha recordado que la empresa turística valenciana es de pymes. Y que, en diez días de vacaciones una familia estándar puede consumir 90 o cien productos turísticos entre el gastronómico, de ocio, cultural y muchos otros tipos.

Y ha destacado que si la tasa pretende incidir en el turismo sostenible: “el avión es el que más contamina. La tasa deja fuera al que más va de correr hacia la descarbonización. En la cadena de valor, la parte que corresponde al transporte, queda libre del impuesto”.

En opinión de Colomer, “quedarse solo en el alojamiento es un reduccionismo. Y son los que más impacto tienen y más beneficios. Solo el alojamiento reglado es el destinatario de este impuesto”.

Respecto a la defensa de la sostenibilidad, Colomer ha destacado que “justo en el momento en que más fondos vamos a tener para la transformación energética, digital, sostenibilidad... con los Next Generation” y ha reiterado que yo “nunca penalizaría el turismo. El turista paga todo tipos de impuestos”.

Colomer también ha incidido en el riesgo para el turismo que supone destruir el paisaje, como hacen las grandes instalaciones fotovoltáicas, y también ha mencionado a la Confederación Hidrográfica del Júcar o la demarcación de Costas, como “entidades durísimas por su falta de sensibilidad con el sector turístico”.

Por su parte, la diputada Ana María Cerdán (Vox), le ha dado la enhorabuena “porque es usted muy valiente. Usted sí que ha hablado con ellos” y ha mostrado su coincidencia en el rechazo a la tasa.

Carlos Gracia (Cs) ha dicho que “esta proposición padece la falta de empatía. La mayoría de alcaldes están en contra de la tasa turística. No es una medida del Botànic como se ha visto. Ni usted, ni el presidente ni la FVMP, ni los alcaldes están a favor”. Y ha destacado que “diez millones de euros los pagaremos los propios valencianos” cuando viajamos dentro de la Comunitat. Y ha reiterado el argumento de Colomer: “solo el 43 por ciento de los alojamientos pagarían este impuesto”.

Pérez Fenoll, del PP ha pedido que se rectifique antes de llegar al pleno de Les Corts y le ha preguntado “qué esfuerzo está haciendo usted ara que esta aberración no se debata en Les Corts”.

Ferran Martínez, de Podemos ha explicado que “no es una condena a muerte al sector, ni es la solución a sus problemas. Los alcaldes van a poder decidir” y ha reprochado a Colomer que “el sector no solo es la patronal”.

Paco García (Compromís) ha defendido la tasa para que “la hospitalidad se de con garantías de limpieza, seguridad, agua potable. El impuesto respeta a las personas y al territorio” y le ha recordado a Colomer que “usted será el primero que tendrá que impulsarlo cuando se apruebe”.

Trini Castelló, del PSPV, la he preguntado si cree que es incompatible todo lo que necesita el sector con la aplicación de una tasa turística.

Por último, Colomer ha explicado que “el turismo es el sector más patriótico que hay. Todo pasará menos la capacidad de atractivo del territorio. La playas de Morvedre tendrá el relato de un territorio hospitalario siempre”.

Y ha concluido que “el peor turista es el que no viene. Que el turismo sea un derecho fundamental, el derecho al ocio y vacaciones pagadas”.