El Gobierno valenciano pone en marcha un plan de ahorro energético dotado con 53 millones de euros

La Ciudad de las Ciencias recibirá 10 millones para reducir su consumo

El president de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, hoy durante la reunión con agentes sociales, en el Palau de la Generalitat
El president de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, hoy durante la reunión con agentes sociales, en el Palau de la Generalitat FOTO: Rober Solsona Europa Press

El Gobierno valenciano ha elaborado un plan de ahorro energético dotado con 53 millones de euros, que servirá para “ir más allá” del Real decreto aprobado por el Gobierno central. Así ha explicado esta mañana el presidente de la Generalitat valenciana, Ximo Puig, tras mantener una reunión con los agentes sociales en la que se han repasado todas las estrategias que se puedan seguir.

“La voluntad de la Comunidad Valenciana ha sido siempre alinearse en la eficiencia y capacidad de generación de energías renovables”, ha asegurado Puig, quien ha indicado que “tenemos que ser conscientes de que hay que acelerar todos estos procesos”. La estrategia planteada está basada en una mayor producción de energía renovable, una mayor capacidad de ser eficientes y cuestiones como la reforestación, fundamental para la captación de CO2.

Para ello, la Generalitat va a empezar a implementar un plan dotado con 53 millones de euros destinado a acciones reducir el consumo energético en los edificios de la Administración autonómica. El plan, financiado por los fondos Next Generation, destinará, por ejemplo, 10 millones de euros a la Ciudad de las Artes para reducir su consumo un 30 por ciento.

El presidente ha explicado que en septiembre se celebrará una mesa de diálogo social en la que se abordará la fiscalización, el balance de los planes acordados, muy especialmente el Plan Resistir. Además se estudiarán las propuestas para el Presupuesto de 2023 y finalmente la eficiencia energética.

Puig ha recordado que desde el año 2016 la Generalitat ha entregado 152 millones de euros en subvenciones para mejorar la eficiencia energética de las empresas, que han generado una inversión indirecta de 500 millones de euros.

Por su parte, el presidente de la Confederación Empresarial de la Comunidad Valenciana (CEV), Salvador Navarro, ha recordado que las empresas necesitan apoyo para aplicar todas las medidas planteadas en el Real decreto, unas ayudas que se van a plantear por parte del IVF y SGR. Además, ha señalado que es necesaria una clara concienciación de que “los consumidores debemos adaptar nuestro estilo de vida”.