Cine

Douglas, grande, pero sin Oscar

La única estatuilla que se llevó fue un premio honorífico de la Academia

Kirk Douglas recibe el Oscar honorífico de la Academia
Kirk Douglas recibe el Oscar honorífico de la Academia FOTO: MICHAEL YADA/HO EFE

A escasos tres días de la ceremonia de los Oscar nos deja una de las últimas leyendas de la época dorada de Hollywood donde las películas épicas era el pan de cada día. Hijo de inmigrantes rusos y conocido internacionalmente por su papel en “Espartaco”, Douglas ha fallecido a los 103 años.

Dio vida a boxeadores, reporteros, detectives, soldados, incluso a Vincent Van Gogh pero sin duda el gladiador de “Espartaco” (1960) dirigida por Stanley Kubrick, marcó su carrera interpretativa. Siempre fue considerado uno de los grandes de su generación, sin embargo a pesar de tener un currículum espectacular, el artista sólo recibió un Oscar honorífico en 1996 por su carrera interpretativa. Sus tres nominaciones por “El Ídolo de Barro” (su primera nominación), “Cautivos del Mal”, coprotagonizada por Lana Turner y “El Loco del Pelo Rojo”, se quedaron en agua de borrajas. Sobrevivió a la caza de brujas de Hollywood arriesgándose a trabajar junto a Dalton Trumbo (“Espartaco”) y Howard Fast, dos guionistas incluidos en la lista negra de la ciudad del oropel. Esto provocó que la purga comunista que dominaba Hollywood en la década de los cuarenta y cincuenta finalmente acabara. Muchos apuntan a que nunca se llevó un Oscar debido a su ideología de izquierdas y el Oscar honorario fue un intento para repararlo.

Su primera audición no fue precisamente bien. La actriz Mae West le miró a los ojos y le dijo frente al resto de actores presentes para el casting: “Ya te puedes marchar. Gracias por venir”. No tuvo demasiado buen ojo ya que tras su primer filme “El Extraño Amor de Martha Ivers” (1946) se colocó en la autopista correcta hacia una carrera llena de buenas películas. Su filmografía se extendería más de medio siglo y le permitiría trabajar bajo las órdenes de directores de la talla de Geroge Cukor, Billy Wilder o Stanley Kubrick.

Su hijo, el conocido actor Michael Douglas, ha sido el encargado de difundir la noticia a través de las redes sociales: “Es con tremenda tristeza que mis hermanos y yo anunciamos que Kirk Douglas nos ha dejado hoy a los 103 años”. Tanto él como su mujer Anne Buydens con la que se casó en 1954 fueron conocidos en Hollywood por sus labores humanitarias. Douglas sufrió en 1996 una apoplejía limitándole el habla. En los últimos diez años de su vida se dedicó a escribir un blog en MySpace, en el Huffington Post y varias novelas, entre ellas, “My Stroke of Luck”.