¿Por qué todos los números de teléfono en el cine empiezan por 555?

De “Matrix” a “El Club de la lucha” y de “Cazafantasmas” a “Los Soprano”, hay centenares de ejemplos de números de teléfono que comienzan por esa combinación. Todo tiene una explicación

Alguien apunta un número de teléfono en un trozo de papel. Un abogado ofrece sus servicios en una valla publicitaria o los mismos Cazafantasmas emiten un anuncio por televisión. En el reverso de una fotografía, aparece apuntado un número de contacto. Todas estas secuencias las hemos visto en películas o series de televisión y los números siempre empiezan por 555. Evidentemente, no es una casualidad, sino una “política” establecida en Hollywood desde los años 60 que llega hasta nuestros días, aunque cada vez más débilmente y que ha asumido toda la industria audiovisual estadounidense. El objetivo: evitar que el público llame a los números de las películas preguntando por Brad Pitt.

En concreto, se establecieron restricciones a través del Plan de Numeración de América del Norte, por las que la industria del cine solo puede utilizar el rango de números que va entre el 555-0100 y el 555-0199 porque son líneas que no existen. Se dejan vacías a propósito para evitar llamadas ocurrentes y bromas. Y porque en los 60 había quien llamaba realmente pensando que podría charlar con Clark Gable. El 555 se eligió porque, en el teclado alfanumérico, el 5 se corresponde con las letras J, K y L, y ningún nombre geográfico en Estados Unidos (condado, estado o similar) comienza por las tres letras seguidas.

Ejemplos de estos números ficticios hay decenas, pero aquí hay algunos emblemáticos. En el arranque de “The Matrix” (1999), el teléfono que marca Trinity es el 555-0690.

El número de Marla Singer anotado en el papel que usa para llamar Edward Norton es 555-0134. Curiosamente, son las mismas cifras que aparecen en “Memento”, en la polaroid que identifica a Teddy.

Como anunciábamos, el teléfono de contacto de los Cazafantasmas es 555-2638. El número de Tony Soprano en la serie es el 555-0157 y el de “Padre de familia” el 555-0143. El teléfono de Aníbal, del “Equipo A” es 555-6162 y el de John Maclain de “La Jungla de Cristal” es el 555-0001. En “El indomable Will Hunting”, Matt Damon también enseña un 555.

Como se pudo comprobar, no era un simple capricho. En “Como Dios”, Jim Carrey interpretaba al Altísimo y los productores decidieron utilizar un número más realista, similar al de cualquier ciudadano medio estadounidense: 776-2323, que, por lo visto es más común por los prefijos de área o parece una combinación más habitual. El número no estaba dado de alta en el estado de Búfalo, donde se rodó, pero en otros estados, sí. Los productores se vieron obligados a cambiar el número en la versión DVD por el inofensivo 555-0123.

No es el único número del cine. En el gigante audiovisual Universal estaban cansados de obligar a sus actores a decir 555 porque se atascaban en la pronunciación y decidieron comprar el número: 212–664–7665, una combinación que no obtiene ningún resultado cuando se marca.

Sin embargo hay muchos números de teléfono 555 “reales”. La Administración del Plan de Numeración de América del Norte comenzó a recibir solicitudes de personas y empresas que querían sus propios números 555. En teoría funcionaban desde cualquier lugar del país y eran demandados por empresas interesadas en que si necesitabas, por ejemplo, un taxi en cualquier parte del país, pudieras recordar un número que siempre funcionaría. Algunos números de asistencia también comienzan con ese prefijo que ya es parte de la iconografía pop. Esperamos que los telefonistas de esas líneas tengan paciencia.