Ceuta y Melilla ya eran españolas casi 400 años antes de que Marruecos lograra la independencia

El primer ministro de Marruecos cree que las ciudades autónomas “son marroquíes como el Sáhara”

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez (i), y el presidente del Gobierno de Marruecos, Saadeddine Othmani (d)
El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez (i), y el presidente del Gobierno de Marruecos, Saadeddine Othmani (d)Kiko Huesca EFE

El primer ministro de Marruecos, Saadedine El Othmani, cree que Ceuta y Melilla “son marroquíes como el Sáhara” y que llegará el momento de “reabrir” el debate acerca de la soberanía de las dos ciudades autónomas de España en el continente africano. Estas palabras no han sentado nada bien al Gobierno, que ha convocado de urgencia a la embajadora de Marruecos en nuestro país, Karima Benyaich, para pedirle explicaciones.

Thumbnail

Las relaciones entre España y Marruecos son buenas, pero tras estas declaraciones la situación se ha vuelto más tensa. Además, después de que Donald Trump reconociera el pasado 10 de diciembre la soberanía de Marruecos sobre el Sáhara Occidental, la cuestión territorial que afecta a las ciudades autónomas vuelve ser uno de los temas pendientes entre los países vecinos. Sin embargo, ¿desde cuándo Ceuta y Melilla pertenecen a España?

Marruecos se independizó de Francia y España en 1956, pero en ese momento Ceuta y Melilla ya llevaban siglos formando parte de nuestro país. En el caso de Melilla, lleva siendo territorio Español de manera ininterrumpida desde el 17 de septiembre de 1947, según explica la Casa de Mellila en Madrid. La ciudad fue conquistada por Pedro de Estopiñán y Virués con el apoyo de los Reyes Católicos.

Portugal conquistó Ceuta a los musulmanes en 1415. Más tarde, el reino de Portugal fue heredado por Felipe II, por lo que el territorio quedó anexionado a la conocida como Unión Ibérica. Cuando el duque de Braganza que proclamó rey de Portugal, Ceuta no lo reconoció como soberano, por lo que, a partir de 1580, pertenece al Reino de España.

El motivo por el que Ceuta y Melilla siguen perteneciendo a España después de la independencia de Marruecos es que los dos territorios no formaban parte del Protectorado Español de Marruecos, al igual que otras plazas de soberanía, como los islotes y peñones españoles frente a la costa norte de Marruecos (islas Alhucemas, islas Chafarinas y el peñón de Vélez de la Gomera).