Suspenden un concierto de Sergio Dalma por incitar al público saltarse las normas anti-Covid

La organización de Las noches del Malecón se vio obligada a cancelar el espectáculo ante la actitud del artista, quien amenazaba con parar el concierto si el público se sentaba

Málaga.- El Tour Abrazos de El Arrebato y las actuaciones de Sergio Dalma en el Teatro Cervantes se aplazan a 2021
El cantante Sergio Dalma TEATRO CERVANTES MÁLAGA

Realizar festivales de música y conciertos con público actualmente es algo complicado. No imposible, pero sí una meta que requiere trabajo, compromiso, y un protocolo estricto que impida o prevenga el contagio del Covid-19. Por ello, es bastante polémico lo que ha ocurrido con Sergio Dalma en Murcia. El artista actuó dentro del festival Las noches del Malecón, siendo su concierto el que clausuraría el evento. No obstante, el final fue decepcionante, pues Dalma incitó a saltarse las normas anti-Covid, faltándole el respeto al trabajo de la organización del evento.

“No podemos permitir que nadie, sea quien sea, ponga en riesgo todo el esfuerzo realizado durante los más de sesenta shows que hemos celebrado en nuestra tercera edición”, publicaba ayer la cuenta oficial de Las Noches del Malecón. Según la organización, “estamos viviendo momentos muy difíciles y no le vemos ningún sentido a actitudes que inciten a saltarse las normas”. Y se refieren a la falta de distancia social entre el público, así como a Dalma, quien aseguraba a los espectadores que, si les volvían a decir que se sentaran, él pararía el concierto y no continuaría.

“Vamos a interrumpir el concierto cada vez que les manden sentarse”, vociferaba el cantante revolucionando el espectáculo. Con esto, el concierto se prolongó durante una hora, hasta que quedó suspendido, pues el público se saltó las medidas anti-Covid. Los oyentes se levantaron de sus sillas y comenzaron a romper la distancia de seguridad. De hecho, fue el propio Dalma quien pidió al público que se levantaran a bailar en cuatro ocasiones, siendo en la cuarta cuando la organización decidió cancelar el show.

“Sentimos mucho lo que acaba de suceder. Llevamos dos meses trabajando sin descanso para que todo salga bien, cumpliendo todas las normas marcadas por el Gobierno Reginal y las autoridades sanitarias”, explicaban desde la organización del festival, añadiendo que, hasta anoche, no se ha dado ningún tipo de problema en ningún otro concierto del certamen. “No hemos tenido ningún incidente hasta esta última noche, hemos sido ejemplo del cumplimiento estricto de las normas y no podíamos dejar que fuera distinto en nuestra última noche”, zanjaban.

Con esto, la suspensión del concierto y, ante todo, la actitud de Dalma, que bien se podría decir que buscaba ver al público “Bailar pegados”, ha provocado un auténtico revuelo en las redes sociales. Desde anoche, Twitter es un hervidero de polémica y de críticas, especialmente por parte de los asistentes al concierto. De hecho, en algunos de estos mensajes se pueden ver vídeos del cantante dirigiéndose al público e, incluso, a los organizadores, advirtiendo que si se les pedía que se sentaran pararía la actuación.