Cultura

El provocador artista Damien Hirst quemará 6.000 de sus obras como parte de un proyecto

El creador británico más rico continúa con su proyecto “The Currency”, donde trata de centrarse en el arte como moneda

Damien Hirst, con una de sus obras del proyecto "The Currency"
Damien Hirst, con una de sus obras del proyecto "The Currency" FOTO: Prudence Cuming Associates Ltd. Courtesy of Damien Hirst and Science

Si crear obras e ideas es considerado un arte, ¿por qué no podría serlo también el destruirlas? Para Damien Hirst, el artista vivo más rico de Reino Unido, todo vale en el arte, y por ello ha anunciado que quemará miles de sus pinturas en la Newport Street Gallery de Londres. Una acción que no busca desprenderse de dichas creaciones, sino que la quema forma parte de su proyecto NFT, que lleva desarrollando un año, titulado “The Currency” (”La moneda”, en español).

Como bien dice el nombre de este proyecto, el objetivo principal es el de centrarse en el arte como moneda, así como Hirst lo define como “el más emocionante con diferencia” de su carrera. El proceso es el siguiente: creó 10.000 pinturas de puntos de colores en 2016, cada una con un título propio, que más tarde vinculó a los NFT y se vendieron por 2.000 dólares cada una. Con esto, a cada comprador se les ofreció dos opciones: la de quedarse con el NFT o la de cambiarlo por la obra física. “No pueden quedarse con ambos. Este intercambio es un proceso unidireccional”, avisó Hirst.

De esta manera, todas aquellas obras que fueron elegidas por los compradores como NFT, han sido exhibidas para, más tarde, ser quemadas. Está previsto que las obras se destruyan diariamente durante la duración de la exposición, culminando con un evento de clausura durante la semana Frieze en octubre, cuando se incendiarán las pinturas restantes. En el momento de escribir este artículo, y con un día por decidir, 4.137 personas habían cambiado su NFT por una obra física, con 5.863 NFT restantes.

Hirst vuelve a protagonizar, por tanto, un llamativo e innovador proyecto, que busca tanto el beneficio como la unicidad artística. Se trata del miembro más importante de The Young British Artists, grupo de artistas contemporáneos que dominaron la escena británica principalmente durante la década de 1990. Desde que iniciara su andadura por esta carrera profesional, el principal objetivo de Hirst con su obra ha sido el de escandalizar y provocar, como fue el caso de “The physical impossibility of death in the mind of someone living”, quizá su obra más famosa: un tiburón tigre de 14 pies sumergido en formol en una vitrina transparente.