MENÚ
miércoles 17 julio 2019
04:07
Actualizado

El bloqueo de webs, un arma efectiva para luchar contra la «piratería»

  • Los sitios web ilegales que se bloquearon en la región vieron caer sus visitas un 90% durante el año 2014
    Los sitios web ilegales que se bloquearon en la región vieron caer sus visitas un 90% durante el año 2014
Madrid.

Tiempo de lectura 2 min.

21 de noviembre de 2016. 21:36h

Comentada
Madrid. 21/11/2016

Combatir la "piratería" y defender a la cultura y a los creadores es un asunto clave en las agendas políticas de todos los países de nuestro entorno. Nigel Cory, analista de la Information Technology & Innovation Foundation (ITIF), ha venido desde Estados Unidos para hablar con los portavoces culturales de los diferentes partidos españoles. Los datos que ofrece demuestran que bloquear páginas web en las que se comparten enlaces ilegales a películas o música contribuye a la reducción de la "piratería" en internet, e incluso incrementa el consumo de contenido en las plataformas legales.

En el último informe que ha lanzado la fundación (y que Cory presentó a la prensa en la sede de la Coalición de Creadores e Industrias de Contenido) se estudia el caso del Reino Unido, uno de los países con mayor conciencia anti "piratería". Los sitios web ilegales que se bloquearon en la región vieron caer sus visitas un 90% durante el año 2014, y la piratería disminuyó un 22%. Asímismo, el comportamiento del usuario de este tipo de páginas se modificó, ya que los “clicks” a páginas de contenido legales subieron un 10%, y webs de suscripción como

Netflix vieron aumentadas sus visitas en un 6%.

“Bloquear sólo una web no es eficaz”, recalca Cory, citando el caso de The Pirate Bay, una de las primeras páginas de descarga de contenido ilegal y famosa en el mundo entero. Cuando se cerró en el Reino Unido en 2012 tuvo “un pequeño impacto en la ''piratería'' y ningún impacto en el consumo de contenido legal”. Esto sucede por la rápida propagación de clones de las páginas que se cierran. “En cambio, si se bloquean decenas de webs, el consumidor va a tener más difícil acceder a ese contenido y va a modificar sus hábitos”, destaca el analista.

Eso sí, el bloqueo de webs es “una herramienta, pero no hará desaparecer la piratería por completo”, reconoce Cory. “Es un instrumento más dentro de una serie de medidas que los países deben acometer para luchar contra estos delitos”. La concienciación -sobre todo entre los más jóvenes-, que las compañías de distribución de contenidos legales ofrezcan las novedades al mismo tiempo que en los países de origen, o que los motores de búsqueda como Google no muestren webs ilegales son otras soluciones al problema, que afecta a un sector ya en crisis.

Nigel Cory cree que los políticos españoles “conocen el problema y están buscando soluciones”, pero remarca que es necesario “dar un salto” en este tipo de leyes para alcanzar el nivel de vecinos como Portugal o Italia, que han endurecido los protocolos y aumentado la rapidez en la actuación legislativa. “La ''piratería'' no es un delito sin víctimas”, remata, “no es una actividad inocente. Las víctimas son los creadores, y todas las partes afectadas deben estar unidas”.

Últimas noticias