Literatura

De viudas negras a predadoras sexuales: estos son los perfiles psiquiátricos de las mujeres asesinas

En “Perfiles psiquiátricos de mujeres asesinas”, del que ahora se edita la segunda entrega, el lector se acerca a las criminales más psicóticas de la historia

Margarita Ruiz de Lihory, aristócrata española cuya vida se analiza en "Perfiles psiquiátricos"
Margarita Ruiz de Lihory, aristócrata española cuya vida se analiza en "Perfiles psiquiátricos"

La psiquiatra Alicia García y el historiador César Alcalá acaban de editar la segunda entrega de “Perfiles psiquiátricos de mujeres asesinas. Criminales que han pasado a la historia” (Sekotia). Si con anterioridad, con Abigail Mora, se trataron a los hombres asesinos, en esta ocasión se centran en el papel de las mujeres asesinas, un tema muy poco tratado.

Como escriben ambos autores: “Las mujeres, como los hombres, son capaces de matar, de planificar el acto criminal por motivos tan emocionales como la venganza, la avaricia o los celos. Raramente el móvil es la violencia sexual, la agresión o la defensa propia porque la inferioridad física sitúa a la mujer en posición de desventaja en la confrontación directa, lo que le lleva a usar formas más sibilinas y astutas”.

César Alcalá y Alicia García nos acercan a las asesinas más psicóticas que ocasionaron dolor y sufrimiento a sus víctimas para acabar después asesinándolas. Gracias a esta obra, conoceremos los rasgos más singulares de mujeres como Gabriela Erzsébet Báthory, Margarita Ruiz de Lihory, Aurora Rodríguez Carballeira, Rosa Peral Viñuela, María Jesús Moreno Cantó, o Susan Leigh Vaughan, así como algunas guardias nazis, María de los Ángeles Molina, Jeanne Moulinet, Marybeth Roe Tinning, Enriqueta Martí Ripollés… Hasta un total de veintidós mujeres, el lector podrá descubrir cómo fueron sus vidas y sus perfiles psiquiátricos criminales.

Como afirma Alicia García: “Las mujeres asesinas se mueven principalmente por el lucro, por la obtención de un beneficio, planifican más sus crímenes, sin prisa, buscando impunidad para pasar desapercibidas y siempre con cierto sentimiento de legitimidad y justificación de sus actos”.

Las asesinas en serie son más exitosas, cuidadosas, precisas, metódicas y tranquilas al cometer sus crímenes. Dentro de la tipología de las asesinas en serie, según los autores, hay que diferenciar su actúan solas o acompañadas. El libro se estructura según 9 categorías que engloban dichas tipologías. Así, dentro de las mujeres asesinas encontramos viudas negras; asesina en equipo o grupo, ángel de la muerte, problema de locura; predadoras sexuales; homicidio inexplicado; venganza; crímenes sin resolver; ganancia o crimen.ç

"Perfiles psiquiátricos de mujeres asesinas", obra de César Alcalá y Alicia García
"Perfiles psiquiátricos de mujeres asesinas", obra de César Alcalá y Alicia García FOTO: Sekotia

Del veneno a la tortura

Así, como Alcalá y García comentan, las mujeres asesinas en serie que actúan solas, son a menudo maduras, cuidadosas, deliberadas, socialmente adaptadas y altamente organizadas. Ellas usualmente atacan sus víctimas en sus casas o lugares de trabajo. Ellas tienden a utilizar un arma específica como veneno, inyección letal o sofocación. Por su parte, las que actúan en compañía, tienden a ser más jóvenes, agresivas, viciosas en sus ataques, algunas veces desorganizadas y usualmente incapaces de tener un plan cuidadoso. Ellas usualmente atacan a sus víctimas en diversas localizaciones, tienden a usar armas de fuego, blancas o tortura.

En “Perfiles psiquiátricos de mujeres asesinas” se da a conocer la vida de estas asesinas en serie, describiendo los crímenes que cometieron y, se lleva a cabo un análisis psicológico del cómo y porqué actuaron de esta manera. El libro tiene como finalidad no sólo dar a conocer lo que hicieron, cómo lo llevaron a cabo y porqué, sino que ha de servir, afirman los autores, como base para posteriores estudios, pues el análisis psicológico que se ha realizado a cada una de ellas marca una diferencia con respecto a otras obras publicadas. La novedad de este libro es que, por primera vez, se publica un libro dedicado a mujeres asesinas.