Cultura

¿Seguirá Morante con las corridas duras en Madrid? “La intención es que sí”

Morante de la Puebla acudió a la Asociación del Toro de Madrid

Morante de La Puebla
Morante de La Puebla FOTO: EFE

No se tapó Morante de la Puebla en su encuentro con la Asociación del Toro de Madrid y empezó con un «Estoy aquí para lo que me queráis preguntar». Y fue verdad. Moderado por su presidente, Roberto García Yuste, llenó el restaurante “Puerta Grande” para escucharle.

Estando en la Asociación del Toro una de la cuestión básicas de las que hablar y más en esta temporada del torero de La Puebla era la variedad de encastes. Así se explicó Morante: “Formar parte de este cambio ha sido la de estar tanto tiempo toreando lo mismo o casi lo mismo. Es verdad que cuando uno empieza intenta buscar los toros con los que el triunfo te pueda venir en una cantidad mayor, un toro que se preste más al lucimiento y que en vez de mirar tanto al torero había que mirar también al toro. Aquellas ganaderías que están sufriendo el Covid, también tenían derecho a lidiar de una forma más vistosa, no de una forma tan aislada. Fue una decisión difícil pero yo sabía que con ella podía marcar un rumbo que es el que me preocupa, que es el de la misma embestida, el de la misma faena, el de la misma rutina. A veces digo que el toro pone la música y uno la letra. Y cuando un toro es la misma música, la letra se parece muchísimo. Cuando uno se decide por este camino, sabe que va a andar bastante solo, pero mejor solo... Y así fue. A raíz de terminar con Toño Matilla pues decidí con mi amigo Pedro buscar un rumbo ilusionante y distinto. Y el que quiera seguirme que me siga y el que no quiera que no me siga”. ¿Seguir por este rumbo en Madrid?: “La intención es sí”.

Admitió el torero que su idea no era encerrarse con seis toros de Prieto de la Cal en El Puerto de Santa María, pero “que no iba a encontrar a nadie que me acompañara”.

Tampoco se pasó por alto el tema de los veterinarios, “Estoy en contra de los veterinarios en los reconocimientos. No en contra de la profesión, ni mucho menos. Pero si hay un presidente que tiene la autoridad para tomar una decisión respecto a la corrida no entiendo por qué tiene que haber un equipo veterinario una vez que se ha visto que el toro está en condiciones de ser lidiado. Si un veterinario no se responsabiliza de nada, ¿para qué va a pagar una empresa a un veterinario? Solo está para hacer ruido. Para eso ya está el presidente. No creo que haya que pagar a cuatro personas que no va a dar más datos que los que son a ojo vista».

Y cómo no, estando tan cerca de la plaza de Madrid y en la Asociación del Toro, Morante habló del Tendido Siete, “es bueno que exista un tendido crítico y exigente, pero a veces es demasiado cruel. Hace falta que exista, porque si no esto se nos va de las manos, aunque moleste. Me da mucha alegría ver que hay una afición seria, dedicada con pasión al toro y no al torero. Porque el torero pasa, pero el toro no. Como dice Rafael de Paula, primero, el toro; después, el torero».