El Chiringuito de Pedrerol: Zidane debe apostar por Vinicius

Al chaval brasileño le hace falta coger confianza para explotar definitivamente y este Madrid sin gol necesita un agitador que le dé una velocidad extra en ataque

Zidane y Vinicius, durante un partido del Madrid esta temporada
Zidane y Vinicius, durante un partido del Madrid esta temporadaJUAN MEDINAREUTERS

Llegó la hora. La hora de Vinicius. Se acabaron las pruebas, los debates y las dudas. Se acabó eso de dosificarle. La triste lesión de Hazard debe colocar a Vinicius en el equipo titular. El Madrid, que ha sumado un punto de los últimos seis y ha perdido el liderato de la Liga, le necesita en la semana en la que se enfrentará al Manchester City de Guardiola y al Barça de Messi.

Un agitador Al chaval le hace falta coger la confianza que necesita para explotar definitivamente. Y al Madrid le hace falta un agitador que le dé una velocidad más en ataque. Un jugador capaz de desarmar a las defensas rivales con sus arrancadas por la banda, su capacidad para desbordar, su cambio de ritmo. Es el momento de apostar por él sin medias tintas. Zidane debe aprovechar todo lo que Vinicius le da al equipo blanco. Depende de él.

Es la mejor opción Nadie puede decir que al Madrid le falte trabajo. Pero no tiene gol. El francés tiene la opción de utilizar los cinco centrocampistas, como en la Supercopa. Aunque necesita más de un Benzema que hasta hace poco había sido el mejor del Madrid por talento en el área, capacidad para asociarse con sus compañeros y hasta por sus goles. Otra opción es Bale, a quien Zidane insiste en dar oportunidades. El galés está acostumbrado a jugar las grandes competiciones y marcar goles importantes. Pero es el momento de que Vinicius dé un golpe en la mesa. La afición está con él y el club cree en él. Zizou debe aprovecharlo.

Pep, de víctima Llega el City de Guardiola con la piel de cordero, vendiendo que el Madrid es «el Rey de la Champions», aunque cuando se llevó cuatro con el Bayern dijo despectivamente que eran «atletas». Con Vinicius, con Bale o con los cinco centrocampistas, el Madrid tendrá una ventaja: cuando suena el himno de la Champions, se transforma. Se crece. Es el de las grandes noches.

Una semana apasionante Será un día clave para ver si el Madrid es capaz de afrontar con garantías el Clásico ante un Barça que llega en medio de una crisis galopante en su cúpula directiva pero con un Messi al que se le caen los goles. Ante City y Barça, el Madrid se jugará gran parte de la temporada. Serán dos partidos de esos que nadie se quiere perder. Dos espectáculos incomparables. Tenemos una semana apasionante por delante. ¡Qué grande es el fútbol!