Los rebrotes en Portugal ponen en peligro la disputa de la fase final de la Liga de Campeones

Lisboa, sede de la final a ocho, ha confinado a 19 de sus 24 distritos

Lisboa fue elegida por la UEFA para acoger la fase final de la Liga de Campeones por la ejemplar gestión que hizo el gobierno portugués de la crisis del coronavirus. Portugal cerró las fronteras antes de que la pandemia fuera incontenible en su territorio.

Pero en los últimos días los rebrotes han atacado especialmente a la capital. Portugal encadena cuatro días con más contagios que recuperaciones y las autoridades han confirmado ya 347 casos en las últimas 24 horas.

La región de la capital, que ha confinado a 19 de los 24 distritos que la forman, y el Alto Tajo, son las zonas más afectadas.

Lisboa acoge a partir del 12 de agosto y hasta el día 23 la fase final de la Liga de Campeones. Y en Portugal también podrían disputarse los partidos de vuelta, en los que están involucrados el Barcelona y el Real Madrid, en caso de que no se pudiera jugar en el campo de los equipos locales.

Los rebrotes hacen ahora que esa final a ocho de la Champions empiece a correr peligro.