El atleta destinado a ser el sustituto de Bolt en la velocidad que se está medicando contra la depresión

La final de 100 metros en los Juegos de Tokio 2020 se hubiera disputado ayer si no hubiera sido por el coronavirus. Ahora habrá que esperar un año

Si no hubiera habido pandemia, si el coronavirus no hubiera alterado el orden mundial en todos los sentidos de la vida, hoy 3 de agosto se estaría hablando de que Usain Bolt ya tiene sustituto como campeón olímpico de los 100 metros lisos, después de que el fenómeno jamaicano, ya retirado, lograra el triunfo de manera consecutiva en Pekín 2008, Londres 2012 y Río 2016. Por desgracia habrá que esperar un año para saberlo. En dos días se sabría quién toma el relevo del caribeño en los 200 metros. En las dos quinielas estaba entre los favoritos el estadounidense Noah Lyles, que acaba de hacer una confesión. “Recientemente decidí tomar medicamentos antidepresivos. Esa fue una de las mejores decisiones que he tomado en mucho tiempo. Desde entonces, he sido capaz de pensar sin el matiz oscuro en mente de que nada importa. Gracias a Dios por la salud mental”, escribió en Twitter.

Lyles, de 23 años, ya se proclamó campeón del mundo en 2019 en el doble hectómetro, distancia en la que incluso amenaza el estratosférico récord del mundo de 19,19 que tiene Bolt. Su gran rival en los 100 es su compatriota Coleman, que ahora está pendiente de una sanción por saltarse controles de dopaje que podría impedirle estar en Tokio el año que viene. Cantante de rap y personaje extrovertido, Lyles ha confesado alguna vez que de niño también tuvo depresiones, agravadas por el bullying que sufrió en la escuela.