Sergio Ramos falla dos penaltis frente a Suiza

El central del Real Madrid y de la Selección española ha tenido el empate dos veces. Pero después de 23 penaltis marcados, no ha tirado bien ninguno de los dos penalis

El portero suizo Yann Sommer para un penalti de Sergio Ramos ayer en Basel.ALESSANDRO DELLA VALLEEFE

Alguna vez tenía que llegar el fin del idilio de Sergio Ramos con los penaltis. Ha sucedido en el Suiza-España, pero de manera radical. Dos penaltis ha tenido y los dos los ha fallado. El primeor cuando el central de las selección y del Real Madrid había forzado el penalti tras un remate de cabeza y él, como siempre, ha ido a lanzarlo. El segundo, uno a Morata. Los dos los ha tirado igual de mal.

Llevaba 23 tantos marcados desde el punto de penalti, así que lo que sucedió fue una absoluta sorpresa. No cambió Sergio Ramos ninguna costumbre. Una carrerilla no muy larga y disparo con el pie derecho: lo habitual, lo que llevaba mucho, mucho tiempo sin fallar.

Pero esta vez, la pelota no salió muy fuerte, hacia la derecha del portero suizo y éste lo adivinó. Estuvo muy rápido, se tiró y desvió el balón. Sergio Ramos lamentó su suerte. Pero hubo una segunda oportunidad. Parecía confiado. Tanto que hizo lo mismo. Y volvió a fallar.

Era lo oportunidad para empatar un partido en el que el equipo de Luis Enrique ha mostrado los mismos defectos que otros días: no llega con claridad a la porteria rival y apenas genera ocasiones de peligro.

Sin embargo es un equipo que ofrece facilidades atrás. Reguilón y Sergio Ramos no se entendieron en el gol que abrió el partido y en la segunda parte, con España más volcada hacia arriba, ha dejado que los suizos lleguen con cierta facilidad.

En una de esas ocasiones, ha estado muy cerca de aumentar su ventaja la selección local, con Unai Simón ya superado tras un grave error. Todos cantaban el segundo tanto, cuando Sergio Ramos, que hasta entonces había mostrado algún despiste, ha llegado para sacar la pelota desde la línea de gol. Suiza cantaba el tanto y casi celebraba lo que era una victoria casi segura.

Luego Sergio Ramos ha tenido esa ocasión tan clara de penalti para igualar el choque, pero esta vez no ha podido superar al guardameta rival. Increíble, pero cierto