Fútbol

Lucas Vázquez y diez más

El futbolista de Zinedine Zidane acumula once partidos seguidos como titular y ha convertido las críticas en elogios. «Es un profesional impecable», dice Emilio Butragueño

Lucas Vázquez salta por encima de Herrera en partido entre Real Madrid y Atlético
Lucas Vázquez salta por encima de Herrera en partido entre Real Madrid y Atlético FOTO: Bernat Armangue AP

Acostumbrado a las críticas en redes sociales cuando las cosas no le salen bien, ahora es Lucas Vázquez el que responde con memes. Concretamente con uno en el que aparece musculoso como un superhéroe. Y es que en eso se ha convertido el canterano en las últimas semanas, en un cohete que arrasa por la banda derecha, ya sea como lateral o de extremo. Le da lo mismo al gallego, que suma once partidos consecutivos como titular y es, indiscutiblemente, uno de los protagonistas de la resurrección del Real Madrid.

La lesión de Carvajal le dejó la responsabilidad defensiva a Lucas, que ha respondido de una manera espectacular. Antes de su racha de titularidades, sólo había jugado tres partidos y en ninguno de ellos más de 48 minutos. En cambio, los últimos nueve los ha disputado completos, porque hay pocos futbolistas más imprescindibles para Zidane. Siempre ha sido uno de sus ojitos derechos y Lucas se siente feliz de poder devolver de esta manera toda la confianza al técnico francés.

«Yo creo que es un gran ejemplo para todos nosotros. Es un profesional impecable. Da igual que juegue 20 minutos, 8 o 90, de lateral o en el medio campo... Es un ejemplo para todos, porque da absolutamente el cien por cien en cualquier circunstancia, en cualquier campo y ante cualquier rival. Es admirable», aseguraba Emilio Butragueño después de la victoria ante el Atlético. Y no son casualidad las palabras del Director de Relaciones Externas, ya que siempre en el Real Madrid se ha puesto a Lucas como ejemplo de lo que debe ser un canterano.

Se tuvo que marchar fuera para coger minutos y crecer en busca de un regreso que casi nunca se produce, pero que fue una realidad en su caso. Volvió del Espanyol en 2015 y, aunque en muchos momentos se ha dudado de él, siempre ha tenido claro que su lugar estaba en el Madrid.

El próximo junio termina su contrato y sus últimas palabras sobre una posible renovación sonaban a incertidumbre. Zidane tiene claro que se debe quedar y lo mismo piensa Sergio Ramos, uno de sus grandes amigos en el vestuario. Si los dos son titulares, suelen ser compañeros en los ejercicios con balón del calentamiento previo a los encuentros.