Atlético de Madrid. Cuando todo se tuerce

El equipo rojiblanco ha perdido en dos semanas los mismos puntos que en los primeros 18 partidos

Joao Félix se lamenta después de una ocasión fallada ante el Levante
Joao Félix se lamenta después de una ocasión fallada ante el LevanteAFP7 vía Europa Press AFP7 vía Europa Press

El Atlético ha perdido en dos semanas los mismos puntos que en los primeros 18 partidos del campeonato. Lo que parecía una ventaja, los partidos pendientes por haber empezado más tarde el torneo, se ha convertido en un tormento para los rojiblancos.

Con el calendario despejado de compromisos de Copa por la temprana eliminación ante el Cornellá y varios puntos de ventaja sobre sus rivales, el Atlético afrontaba los primeros meses del año con tranquilidad. Pero le persiguen las desgracias en las últimas semanas.

A las múltiples ausencias causadas por el covid, se le añade la sanción a Trippier y las lesiones de Vrsaljko y de Carrasco, que ya se perdieron el partido ante el Levante. A Simeone le cuesta hacer una convocatoria con jugadores del primer equipo y tiene que recurrir al filial.

Contra el Levante ya jugó Ricard Sánchez en la segunda mitad, que repite en la convocatoria para jugar contra el Chelsea. Y lo acompañan el portero San Román, el central Álvaro García y el delantero Sergio Camello, que ya debutó con el Atlético hace dos temporadas.

Simeone había encontrado en los tres centrales un sistema perfecto para mantener la seguridad atrás y conseguir más contundencia en ataque. Carrasco ocupaba toda la banda izquierda y llegaba arriba con tanto peligro que él mismo marcó el gol de la victoria ante el Barcelona el día que el Cholo cambió el dibujo.

Pero el belga ha sufrido el covid y ahora una lesión que le ha impedido recuperar la continuidad después de la enfermedad. Tampoco Joao Félix ha vuelto a ser el mismo del comienzo de la temporada después de haber sufrido el virus.

Todo son problemas para Simeone, que tiene que componer una defensa sin los dos laterales derechos del equipo, sin el carrilero izquierdo que le sirvió para cambiar el sistema –Carrasco– y sin el central en el que más confía –Giménez–.

«No busco excusas. Somos, como entrenadores, los primeros que tenemos que darles herramientas a los futbolistas para encontrar soluciones, porque en el segundo tiempo las tuvo el equipo. Somos los que tenemos que dar herramientas al equipo esté quien esté», admitía el Cholo después de la derrota ante el Levante.