NBA

Los deseos de LeBron son órdenes para las televisiones de Estados Unidos

James reclamó al operador televisivo desde su casa que apareciese en pantalla el marcador del partido entre los Lakers y los Bucks y en pocos minutos apareció

Marc Gasol intenta taponar a Giannis Antetokounmpo
Marc Gasol intenta taponar a Giannis Antetokounmpo FOTO: Ashley Landis

LeBron James está en pleno proceso de recuperación de la lesión de tobillo que sufrió ante los Hawks. A la estrella de los Lakers y gran referente de la NBA le quedan entre tres y cinco semanas para poder volver en plena forma a las canchas. Mientras su equipo sigue jugando y perdiendo partidos. El último fue en el Staples Center ante los Bucks y en el encuentro que suponía el debut de Andre Drummond con el equipo califoniano. Antetokounmpo y los suyos se impusieron por 97-112 en un partido en el que Marc Gasol no fue titular en beneficio del nuevo pívot recién fichado procedente de los Cavaliers.

Lo mejor del partido para los Lakers no sucedió en la pista. No fue el intento de remontada que llegó cuando Marc Gasol estaba en cancha y Drummond se tuvo que retirar por problemas físicos. LeBron estaba presenciando el partido en su mansión a través de una de las plataformas televisivas que tienen los derechos de la Liga. Spectrum SportsNet era la cadena encargada de la retransmisión y a diferencia de lo que sucede en cualquier partido en cualquier parte del mundo, el marcador y el cronometro fijo en la pantalla no aparecían. LeBron no tuvo mejor idea que escribir un tuit desde su cuenta oficial reclamando a la cadena que pusieran en pantalla el marcador y el tiempo de juego. “Hey @SpectrumSN. Estoy viendo el partido de mis Lakers en casa. Podeis poner el marcador por favor?? Gracias!”, fue el tuit de James que de inmediato fue visto por más de 30.000 personas.

Dicho y hecho. Apenas pasaron unos minutos, los Lakers seguían perdiendo y el operador televiso respondió a LeBron de manera diligente: “Estamos en ello”. Apareció el marcador, apareció el tiempo que restaba y James respondió: “Gracias chicos”. La retransmisión continuó con normalidad y, como era de esperar, los Lakers terminaron perdiendo.