Todos los secretos del estadio Alfredo Di Stéfano que acoge el primer Clásico de su historia

A pesar de se cuestionado por el técnico del Liverpool, Jürgen Klopp, cumple con los estándares de la UEFA. Mide exactamente lo mismo que el Santiago Bernabéu y más que Anfield.

Estadio Alfredo Di Stéfano
Estadio Alfredo Di StéfanoARchivoLa Razon

El estadio Alfredo Di Stefano acoge esta noche un clásico por primera vez en su historia. A las 21:00 horas Real Madrid y FC Barcelona se miden en un encuentro decisivo para el desenlace del campeonato liguero. Pero ¿Es un estadio adecuado para un encuentro de este nivel? ¿Tienen fundamento las críticas del técnico del Liverpool, Jürgen Klopp?

Tras la derrota en Champions del pasado martes, el técnico del equipo inglés cargó con dureza contra el feudo blanco. «Esto es un campo de entrenamiento, es como si nosotros visitamos al Manchester United y nos ponen a jugar en su lugar de entrenamiento», decía el alemán, al que las instalaciones del Alfredo Di Stéfano, aprobadas tanto por la Liga como por la UEFA, no le parecieron suficiente para un partido de tal nivel. «Al menos Anfield es un estadio», añadió.

Sin embargo, los datos desmontan cualquier tipo de crítica hacia el estadio en el que, presumiblemente, jugará el Real Madrid hasta mediados de 2022. Las medidas del Estadio Santiago Bernabéu y el Alfredo Di Stéfano con son exactamente las mismas, 105x68 metros. Es decir, la estándar que se estipula en toda competición UEFA.

Es más, Anfield es considerablemente más pequeño, con unas dimensiones de 101x68 metros, ligeramente por encima de lo que recomienda la FA (Federación inglesa) y por debajo de lo recomendado por la UEFA.

El feudo del Castilla

El Real Madrid juega en el estadio Alfredo Di Stéfano desde que se reanudara el fútbol tras el parón por coronavirus. El feudo del Castilla se diseñó en 2005 para ejercer como un ‘mini Bernabéu’ para albergar partidos de la cantera pero debido a las obra del Santiago Bernabéu ahora acoge los encuentros como local del primer equipo.

El estadio se ubica en la Ciudad Real Madrid de Valdebebas, entre el recinto ferial de IFEMA y el Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas. El 9 de mayo de 2006 se disputó el encuentro inaugural entre el primer equipo del Real Madrid contra el Stade de Reims —rememorando la primera final de la Copa de Europa de 1956—, en un partido que culminó con victoria madridista por seis goles a uno. El defensa madridista Sergio Ramos tuvo el honor de marcar el primer gol en la historia del estadio.

El primer encuentro oficial jugado en el estadio por el equipo local, el Real Madrid Castilla, fue el 21 de mayo de 2006, en el partido correspondiente a la 38ª jornada de Liga de la Segunda División frente al Málaga Club de Fútbol “B”. El resultado fue de un 4-1 a favor de los blancos, con goles de Javier Balboa y de Roberto Soldado, autor de un hat-trick, y del primer gol oficial anotado en el estadio.

El recinto lleva el nombre de Alfredo Di Stéfano, y está presidido por una estatua en la entrada de La Saeta. Una escultura, creada por Pedro Montes e inaugurada el 17 de febrero de 2007, que pesa más de 400 kilos y mide más de dos metros de altura. Una imagen en la que se recrea la celebración de un gol en Copa de Europa ante el Vasas. Un tanto que se quedará guardado para siempre en la memoria del madridismo.

Tiene capacidad para 6.000 espectadores: 4.000 en el lateral oeste y 2.000 en el lateral este. Cifra que ascenderá hasta las 25.000 localidades cuando culmine la cuarta fase que por el momento se encuentra detenida. A diferencia del Bernabéu, no cuenta con localidades en ninguno de los fondos.

Su terreno de juego es uno de los pocos, junto al Bernabéu, que posee calefacción propia.

A la vanguardia tecnológica y ecológica

Tiene dos sets de televisión, cuatro cabinas para comentaristas y 10 de radio. Además cuenta con 28 puestos de prensa escrita y 32 para comentaristas. También hay una pasarela para las cámaras que siguen los fueras de juego y la cámara master y corto. La prensa cuenta con un núcleo de comunicaciones que se comunica con el nivel inferior del terreno de juego donde se encuentran la sala de prensa, sala de fotógrafos, zona mixta y plató de TV. Cuenta con sus propias UCI (Unidad de Control de Instalaciones) y UCO (Unidad de Control Organizativo), desde donde se controla la operativa del partido.

Pero además, el Alfredo Di Stéfano puede presumir de ser un estadio ecológico. La producción de agua caliente sanitaria se obtiene por medio de paneles fotovoltaicos solares situados en la cubierta del edificio de instalaciones. El riego se obtiene de la depuración de aguas y la producción de frío se realiza mediante tanques de hielo.

La mejor ciudad deportiva del mundo

El estadio se encuentra dentro de la mega ciudad del Real Madrid, un impresionante complejo construido sobre una superficie de 1.200.000 m2. Según la página web del Real Madrid, es “diez veces como la antigua Ciudad Deportiva, 40 veces más grande que el Santiago Bernabéu, 16 veces más grande que la Plaza Roja de Moscú, 2,7 veces más grande que el Estado del Vaticano y 1,6 veces más grande que la Ciudad Prohibida de Pekín”.

El edificio principal con forma de T alberga vestuarios, gimnasios, aulas, salas de conferencias, despachos, salas de prensa, zona de hidroterapia y centro médico. A ambos lados se sitúan 11 campos de fútbol de hierba natural y artificial rodeados por graderíos con capacidad para más de 11.000 espectadores.