El brutal cabreo de Jorge Lorenzo por el “robo” de su lamborghini: “Me cago en su p... madre”

La televisión italiana gastó una broma al piloto que asegura haber pasado “la peor situación de su vida”

El brutal enfado de Jorge Lorenzo
El brutal enfado de Jorge LorenzoArchivoLa Razon

Jorge Lorenzo ha sido la última víctima del programa ‘La Iene’ de la televisión italiana. El espacio de cadena ‘Italia 1’, eligió al histórico rival de Valentino Rossi para llevar a cabo su última cámara oculta, en la que le hicieron pasar un desagradable rato al piloto español.

El tres veces campeón del mundo del Moto GP, Jorge Lorenzo, vivió un día que difícilmente olvidará tras ser víctima de una cámara oculta en la ciudad de Lugano (Suiza).

Con la complicidad de su amigo íntimo Luca Rosiello, el programa Le Iene (Las Hienas) comandado por Niccolò Toriello le hizo creer al piloto español que su Lamborghini, valorado en más de medio millón de euros, había sido robada.

El sketch, de aproximadamente 12 minutos, comenzó por la mañana, cuando el mallorquín se dirigía al taller mecánico con la intención de hacerle un chequeo general a su vehículo para luego revenderlo.

Niccolò Torielli, con la complicidad de su amigo Luca Rosiello, le hizo creer al mallorquín que su Lamborghini, valorado en más de medio millón de euros, había sido utilizado por uno de los clientes del taller para impresionar a una chica.

¿Qué es esta mierda?

En las imágenes, se puede ver a Jorge Lorenzo llegar a ver su coche hasta el mencionado taller. Sólo hacer acto de presencia, el piloto puede ver que algo no va bien. “¿Qué es esta mierda? No he visto nunca una cosa así”, expresa tras ver cómo está su vehículo. El dueño asegura que arreglarán los desperfectos y Lorenzo se marcha con su amigo.

Una vez en el coche de vuelta, el pentacampeón español no duda en expresar que “esto es inaceptable”. Y es que el propio Jorge está esperando a un cliente para venderle, por 400 mil euros, su Lamborghini. Tras ello, ya en su casa, el piloto recibe una llamada donde le aseguran que el coche ha sufrido “un gran daño”.

Al escuchar eso, Lorenzo entra en cólera: “Me cago en su p*** madre. Hijos de p***”, se le puede escuchar decir, esta vez en español. De vuelta al taller, el piloto ve que su coche no está.

Los dueños le hacen creer que otro cliente se lo ha llevado para impresionar a una chica, algo que enfada mucho al mallorquín que no duda en salir de ahí para recuperar su coche.

Una vez en el hotel, los periodistas de ‘Le Iene’ le explican que se trata de una broma y, entre risas, Jorge Lorenzo asegura que “es la peor situación que he visto”.